• Lomo La Plana 12, local 7-8. 7 Palmas.
    Las Palmas de Gran Canaria
  • (+34) 928 414 222 - 696 423 550

Es el enemigo natural más eficaz de Planoccocus citri (cotonet) y por ello el más empleado. Este escarabajo nativo de Australia se empleó por primera vez en California para combatir la cochinilla de los cítricos.

Desde entonces ha sido introducido en varias áreas por todo el mundo, como medio para controlar una amplia gama de cochinillas.

Morfología

Los huevos al principio son brillantes y adquieren un aspecto céreo al madurar. Son depositados separadamente en las bolsas de huevos de la cochinilla.

Las larvas pueden alcanzar hasta 13-14 mm. de longitud. Su cuerpo está cubierto de proyecciones céreas (especialmente en las larvas jóvenes) que las hacen parecidas a sus presas.

El adulto es un escarabajo de unos 4 mm. de longitud, de color marrón oscuro, y con la cabeza, el protórax y puntos en los élitros de color naranja. Tiene una forma similar al adulto de la generalmente la conocida como mariquita. Machos y hembras pueden distinguirse por la curvatura de la parte terminal del abdomen y por la coloración del primer par de patas. En la hembra, la parte media de las patas va de gris oscuro a negra, mientras que en el macho es amarilla.

Ciclo biológico

El ciclo de vida de Cryptolaemus montrouzieri pasa por los estados de huevo, cuatro estadios larvarios, pupa, y adulto.

La duración del desarrollo embrionario depende mucho de la temperatura, así, cuanto más alta es la temperatura, más corto es éste. Este desarrollo es de 8 a 9 días a 21ºC y de 5 a 6 días a 27ºC, mientras que el desarrollo larvario dura 32 días a 24ºC y se completa en 25 días a 30ºC . El ciclo completo puede variar entre 4 y 7 semanas.

La hembra copula poco después de emerger, y comienza a poner huevos unos cinco días después, siendo estos depositados separadamente en las bolsas de huevos que la cochinilla posee.

La longevidad de la hembra es de aproximadamente de 50 días, y es capaz de poner unos 400 huevos, a una temperatura de 25ºC. El número total de huevos puestos depende mucho de la dieta de la hembra; la escasez de alimento reduce la población. Los machos alcanzan su madurez sexual a los 5 días.

La proporción de sexos en las poblaciones de Cryptolaemus montrouzieri es aproximadamente de 1:1

Actividad

Las condiciones óptimas para su desarrollo se dan a una temperatura de 22-25ºC y una humedad relativa del 70-80%. El comportamiento de búsqueda cesa a temperaturas superiores a 33ºC, y están relativamente inactivas por debajo de 16ºC. Por debajo de 9ºC no muestran actividad en absoluto.

Todos los estadios de Cryptolaemus montrouzieri son depredadores de cochinillas. Las mariquitas adultas y las larvas jóvenes prefieren los huevos, mientras que las larvas de los últimos estadios no son tan selectivas. Dada su capacidad de vuelo, los adultos pueden cubrir una extensa área en búsqueda de presas. Una vez que capturan la presa, la devoran completamente. A 21ºC una larva come más de 250 larvas de cochinillas de segundo o tercer estadio, durante su desarrollo hasta el estado de adulto.

Las pupas se pueden observar en lugares protegidos, como en tallos, envés de las hojas, o en materiales del invernadero.

Cryptolaemus montrouzieri es un depredador bastante polífago, y aunque prefiere las cochinillas, ocasionalmente se alimenta de insectos, tales como los pulgones. Su máxima eficacia se da controlando grandes poblaciones de cochinillas. Si no hay suficiente número de ellas, vuela en busca de otras presas, pudiendo llegar al canibalismo.

FUENTE: http://www.hortoinfo.es/index.php/lucha-integrada/896-cryptolaemus-montrouzieri-06-01-14

Reconocer especies vegetales es algo muy interesante, satisfactorio y útil, sobre todo si te interesa o te dedicas al mundo de la jardinería, agricultura, trabajos forestales o cualquier actividad relacionada con el medio natural.

Con esta guía podrás aprender un poco más sobre este sector, seguir evolucionando y creciendo para comprender mejor la complejidad de los ecosistemas terrestres, su cuidado y respeto.

Esta publicación ha sido elaborada por WWF España, con textos de Lourdes Hernández y Félix Romero, edición y coordinación por parte de Amaya Asiaín, Jorge Bartolomé e Isaac Vega, diseño de  Amalia Maroto, ilustraciones de  Antonio Ojea y Jesús Cobo e impresión por Artes Gráficas Palermo.

Difundiendo estos conocimientos podremos conseguir un futuro mejor.

FUENTE: http://awsassets.wwf.es/downloads/especies_arboreas2_1.pdf

El equipo de Agroislas continua al pie del cañón. Hoy hemos amanecido en Lanzarote, donde nos esperan en varias empresas agrícolas y complejos hoteleros, para gestionar todas las producciones, optimizar riegos, controlar plagas y enfermedades, aplicaciones fitosanitarias, gestión de abonados, tareas de cultivo y todo tipo de laboreas relacionadas con la agricultura y la jardinería.

Además, nos encargamos de todo tipo de temas legales y administrativos, como la gestión del cuaderno de campo, aplicación de normativas, prevención de riesgos laborales y gestión de equipos de protección.

Este sector es muy cambiante, con mucha normativa que le afecta, así que confía en nosotros para que todo marche lo mejor posible, ahorrando recursos y consiguiendo los mejores resultados.

Si estás interesado/a en nuestras actividades, ponte en contacto con nosotros a través de los teléfonos 928.414.222 / 696.423.550, visita nuestra web www.agroislas.com o haznos una visita en nuestras oficinas, situadas en la calle Lomo la Plana 12, locales 7-8, Siete Palmas, en Las Palmas de Gran Canaria.

Además, te invitamos a estar siempre informado de las noticias del sector y nuestras actividades a través de nuestra página web, Facebook, LinkedIN, Twitter o Youtube.

Un equipo de expertos, de la ETSI de Minas y Energía de la UPM, ha conseguido evaluar el riesgo para la salud humana de los usuarios de los huertos urbanos gracias a una rutina de cálculo de elaboración propia, denominada EnviroPRA, de acceso libre y gratuito.

Los investigadores han optimizado modelos, mediante el análisis probabilístico, y han demostrado que la población de usuarios de los huertos urbanos en Madrid tiene un nivel de exposición a contaminantes suficientemente bajo como para no superar los umbrales de riesgo para su salud.

La agricultura urbana ha resurgido durante los últimos años a nivel global. Esta actividad contribuye a la consecución de varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la ONU para el 2030. Entre ellos, lograr la seguridad alimentaria y promover la agricultura sostenible, garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles y adoptar medidas para combatir el cambio climático.

Suelos contaminados

Por tanto, los huertos urbanos podrían ayudar a que las ciudades sean más autosuficientes. Sin embargo, estos espacios se ubican en emplazamientos urbanos, sobre suelos que frecuentemente se encuentran contaminados debido a actividades antrópicas pasadas y presentes.

“Por este motivo, podría existir un riesgo potencial para la salud humana para los usuarios de estos huertos, asociado al trabajo directo en estas tierras o indirectamente a través del consumo de los alimentos procedentes de ellos” indica Miguel Izquierdo, investigador de la UPM experto en este tipo de estudios.

En un trabajo inicial, realizado por el grupo de investigación PROMEDIAM de la UPM, se constató que, de forma general, no existía riesgo para la mayoría de la población, salvo en el caso extremo de un escenario infantil en el que los niños usasen los huertos como áreas recreativas y toda su alimentación proviniera exclusivamente de productos cultivados sobre suelos contaminados.

No obstante, los criterios considerados en esta evaluación de riesgos eran muy conservadores, lo que justifica, en base a los criterios de la Agencia para la Protección Ambiental de Estados Unidos, la necesidad de aumentar el nivel de detalle del análisis de riesgos, realizando un análisis probabilístico que considere los hábitos de uso y características de la población local (estos parámetros pueden variar mucho entre distintas poblaciones).

“El objetivo de  nuestra investigación fue recopilar datos específicos de la población, así como determinar los factores de acumulación de los contaminantes en las hortalizas, con el fin de incorporar estos parámetros y realizar una evaluación de riesgos más refinada que la anterior” señala Fernando Barrio, otro de los autores.

<p>Huerto urbano Villa Rosa de la Rehdmad que se ofreció a colaborar en el estudio. / Miguel Izquierdo</p>

Análisis probabilístico

El análisis probabilístico de riesgos se llevó a cabo mediante EnviroPRA. Para alimentar el modelo se obtuvieron datos de concentraciones de elementos traza en suelos y lechugas cultivadas en huertos de la Comunidad de Madrid, así como datos sobre los hábitos y características de sus usuarios.

El uso de datos específicos de la población local arrojó unos índices de riesgo considerablemente menores que los obtenidos con valores genéricos, que se vieron aún más reducidos mediante la estimación probabilística. Las variables que estadísticamente más condicionaron este resultado fueron la frecuencia de visitas y el consumo de hortalizas procedentes de los huertos.

Esto pone de relieve que los parámetros de exposición estándar y los niveles genéricos de referencia para uso agrícola no son los más adecuados para establecer las concentraciones límite indicativas de contaminantes en los huertos urbanos, ya que los hábitos de uso de estos espacios varían mucho de una localidad a otra.

“Esta investigación resulta de interés para la administración y las consultorías medioambientales, ya que permite optimizar la gestión de los presupuestos destinada a la remediación de emplazamientos contaminados” comenta Izquierdo. “Los resultados obtenidos nos permiten afirmar que los huertos urbanos podrían ayudar a que las ciudades sean más autosuficientes, pudiendo promover una economía circular y sostenible, y fomentar la incorporación de la naturaleza al paisaje urbano” concluye el grupo de investigación.

Este estudio ha sido posible gracias a la financiación de la Comunidad de Madrid, por medio de los programas CARESOILy del Proyecto CAREDENSE y la colaboración de la Red de huertos urbanos comunitarios de la Comunidad de Madrid (Rehdmad).

FUENTE TEXTO Y FOTO: https://www.agenciasinc.es/Noticias/Son-seguros-los-alimentos-de-los-huertos-urbanos

Agroislas se prepara para impartir, desde el próximo día 29 de julio al 02 de agosto, en horario de tarde, el nuevo curso oficial de MANIPULADOR DE PRODUCTOS FITOSANITARIOS NIVEL BÁSICO.

Se trata de un curso oficial, homologado por el Gobierno de Canarias, para utilizar productos contra las plagas y enfermedades vegetales. Es un curso muy demandado en el sector de la jardinería y agricultura, sin él el trabajo en este sector es más complicado. Además, es necesario también para utilizar productos fitosanitarios ecológicos.

Por este motivo, no pierdas esta oportunidad para formarte y conseguir un empleo, o mejorar profesionalmente.

Si estás interesado/a en nuestras actividades, ponte en contacto con nosotros a través de los teléfonos 928.414.222 / 696.423.550, visita nuestra web www.agroislas.com o haznos una visita en nuestras oficinas, situadas en la calle Lomo la Plana 12, locales 7-8, Siete Palmas, en Las Palmas de Gran Canaria.

Además, te invitamos a estar siempre informado de las noticias del sector y nuestras actividades a través de nuestra página web, Facebook, LinkedIN, Twitter o Youtube.

Página 10 de 691