• Lomo La Plana 12, local 7-8. 7 Palmas.
    Las Palmas de Gran Canaria
  • (+34) 928 414 222 - 696 423 550

La empresa Symborg ha descubierto una especie que ha introducido en bioestimulantes. Sus productos naturales ayudan a las plantas a tomar los nutrientes con más eficacia.

Jesús Suárez y Félix Fernández estaban convencidos de que si buscaban en una zona árida, como una rambla salada, podían encontrar un nuevo hongo que ayudase a los cultivos a resistir las peores condiciones. Lo consiguieron. En 2009, descubrieron la variedad de ‘Glomus Iranicum var Tenuihypharum’ que, en simbiosis con las plantas, fortalece su raíz, mejora su actividad biológica, aumenta su producción y la calidad de sus frutos. Hoy, a través de su empresa Symborg, con sede en Murcia, venden sus bioestimulantes, protegidos bajo patente mundial, a 16 países. Y es que, en casos como los melones y el maíz, consiguen aumentar su productividad en más de un 20%.

el-hongo-.-650x330

Tras aislar el nuevo hongo, los investigadores iniciaron la etapa «más complicada» de su trabajo, tal y como afirma Juárez. La variedad presentaba cualidades beneficiosas para las plantas, pero había que convertirla en un producto «factible» para su explotación comercial. El principal problema es que, para que cumpla su papel, el hongo tiene que transferirse directamente a las raíces de los cultivos. Para ello, se hacía «imprescindible» que pudiera ser distribuido a través de cualquier mecanismo de riego. «La espora de un hongo, normalmente con un tamaño mayor de 120 micras, no puede pasar por los filtros de los sistemas tradicionales de riego por goteo», explica el CEO de la empresa.

Symborg logró entonces que el hongo produjera «otras partes infectivas» que sustituyen a las esporas. ¿El resultado? Todos sus bioestimulantes, antes de ser envasados, pasan por un tamiz de 80 micras, garantizando su paso por los filtros de «cualquier sistema de riego». La tecnología, además, consigue la pervivencia del hongo en los productos durante las «duras condiciones de transporte y de almacenaje».

Así la empresa ha conseguido producir el hongo en unas «condiciones óptimas» dentro de un producto de agricultura intensiva, que se puede pulverizar con los sistemas de regadío habituales. En contacto con las raíces de la planta, el ‘Glomus’ las coloniza de forma rápida y comienza su «relación simbiótica» que se prolonga «durante todo el ciclo productivo de la misma. Symborg ha protegido bajo patente mundial todo el proceso de producción y aplicación.

Los efectos del hongo sobre los cultivos son impresionantes. Juárez recalca que sus productos no son biofertilizantes, sino bioestimulantes. Mientras los primeros «no actúan directamente sobre la planta», los suyos «sí producen una acción sobre el cultivo».«Generan un efecto estimulantes que ayuda a aumentar la capacidad de absorción de la planta», afirma el CEO. «Conseguimos que tomen los nutrientes del suelo con mayor eficiencia», señala. Todo ello mediante un proceso natural, «100% sostenible».

El hongo provoca que los cultivos desarrollen un sistema de raíces «más voluminoso y equilibrado», mejorando el estado hídrico de las plantas y produciendo incrementos «muy significativos» en la producción. «Obtenemos más de un 20% en melones y en maíz; más del 15% en lechuga y pimientos; o más de un 12% en tomates», indican desde Symborg. Y es que sus biofertilizantes se pueden utilizar en todo tipo de cultivos, excepto en brassicaceas, urticáceas y polygonaceas, como son las coles, repollos o lombardas.

Symborg ha realizado estudios de cada cultivo con las mejores universidades del mundo. Su expansión en Estados Unidos, por ejemplo, se inició a raíz de un informe de la Universidad de California sobre la eficacia de los bioestimulantes en las fresas. A partir de su publicación, los agricultores del estado confiaron en los productos españoles no sólo para las fresas, sino para el resto de sus cultivos. Replicando esta estrategia, la empresa ha logrado comercializar sus fitofortificantes en 16 países, desde México, hasta Senegal, Mali y China. Ahora tiene previsto penetrar en otros 16 nuevos mercados antes de finalizar el año 2017.

FUENTE: mundoagropecuario.com

AGROISLAS ha finalizado con la redacción del Proyecto de Legalización de un Planta Desalinizadora y su conducción de salmuera, de esta manera, podrá inscribirse en el Consejo Insular de Aguas de Fuerteventura. Todas estas obras de mejora y rehabilitación tienen lugar en el Barranco de los Canarios, en el Término Municipal de Pájara, isla de Fuerteventura.

Esta Planta Desalinizadora tiene una antigüedad de 26 años y se van a realizar algunas mejoras para producir una conversión de las aguas salobres de calidad óptima. Para ello se van a llevar a cabo las siguientes actuaciones:

- Bastidores de Ósmosis Inversa.

- Bomba de alta presión.

- Sistema de limpieza Flushing.

- Mejora de las Conducciones y Valvulería.

Además, se procede a la mejora de dos depósitos donde se almacena y regular tanto el agua que procede de las captaciones verticales como el agua producto. De esta manera, se racionaliza el uso del agua y se regula el volumen de agua a desalar, el cual asciende a un volumen de 420 m3/día. Las mejoras consisten:

- Rehabilitación de los paramentos verticales de los depósitos, mediante enfoscado y pintado de los mismos.

- Ejecución de una acera en su perímetro.

- Limpieza de los depósitos.

Por último, se va a ejecutar la conducción que transporta el agua de rechazo una vez desalada, la cual acaba en un pozo filtrante, el cual se va a ejecutar también.

Las aguas producto de la desalinización se emplearán para el riego de distintas gavias, propiedad del peticionario del proyecto, las cuales están plantadas de aloe vera y papas.

AGROISLAS ha finalizado la impartición del curso "MANIPULADOR DE FITOSANITARIOS NIVEL BÁSICO" en el día de hoy. Nuestros alumnos han adquirido conocimientos sobre la correcta manipulación y aplicación de los productos fitosanitarios, así como en materia de seguridad, medio ambiente y prevención de riesgos laborales en el uso de productos fitosanitarios.

Desde aquí queremos agradecer a nuestros alumnos que hayan decidido contar con el servicio de nuestros profesionales, agradeciéndoles la predisposición mostrada durante la totalidad del curso. ¡Esperamos volver a verles muy pronto!

Recordamos que la formación en Manipulador de productos fitosanitarios básico o cualificado, es un requisito INDISPENSABLE y OBLIGATORIO, para la acreditación en podas y otras prácticas culturales en palmeras (BOC nº 222 de fecha 06.11.07, la Orden de 29 de Octubre de 2007. Artículo 22.C), así como para la aplicación y el uso de fitosanitarios en el sector de la agricultura y la jardinería.

Contenido del Curso:

 -Las plagas. Métodos de control. Medios de defensa fitosanitaria.

- Productos Descripción y generalidades.

- Peligrosidad de los productos fitosanitarios y de sus residuos.

- Riesgos derivados de la utilización de productos fitosanitarios.

- Intoxicaciones y otros efectos para la salud. Primeros auxilios.

- Tratamientos fitosanitarios. Equipos de aplicación.

- Limpieza, mantenimiento, regulación y revisión de los equipos.

- Nivel de exposición del operario: Medidas preventivas y de protección en el uso de productos fitosanitarios.

- Relación trabajo-salud: Normativa sobre prevención de riesgos laborales.

- Buenas prácticas ambientales. Sensibilización medioambiental.

- Protección del medio ambiente y eliminación de envases vacíos: Normativa específica.

- Principios de trazabilidad. Requisitos en materia de higiene de los alimentos y de los piensos.

- Buena práctica fitosanitaria: Interpretación del etiquetado y fichas de datos de seguridad.

- Normativa que afecta a la utilización de productos fitosanitarios. Infracciones y sanciones.

- Prácticas de aplicación de productos fitosanitarios.

Curso homologado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias.

OBJETIVO: Acercar y formar a los posibles emprendedores en las herramientas básicas de gestión adecuadas para poner en marcha un proyecto de   emprendeduría en el sector agrario.

DURACIÓN: 65 HORAS

FECHA DEL CURSO: Del 4 de mayo al 29 de junio de 2015

FECHA DE MATRICULACIÓN: Del 16 al 29 de abril de 2015

Para más información: www.agrocabildo.org/cursos_on_line.asp

La producción agrícola en ambientes controlados por medio de invernaderos representa una excelente alternativa para reducir los volúmenes de agua aplicados a los cultivos tradicionales, además de que incrementa la eficiencia de esta actividad, señaló Raúl Medina Mendoza, investigador del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA).

Sin embargo, los sistemas de riego de los invernaderos agrícolas son abastecidos a través de pozos de agua, por medio de un sistema de bombeo que representa costos elevados. De acuerdo con Medina Mendoza, especialista en ciencias agrícolas y recursos naturales, esta técnica tiene una rentabilidad baja y ocasiona que los proyectos se vuelvan incosteables, por lo que paulatinamente son abandonados o aprovechados de forma intermitente por los productores.

“Los costos de bombeo juegan un papel importante; la relación costo-beneficio es baja, incluso en algunos casos los productores no obtienen ganancias evidentes con este sistema de producción. Son cultivos económicamente no rentables, con altos costos de insumos y altos pagos de energía eléctrica”, explicó el ingeniero agrónomo.

A fin de coadyuvar en la solución de este problema, un grupo de especialistas del IMTA, liderados por Medina Mendoza, trabaja en la construcción de una tecnología para la implementación de sistemas de riego tecnificados por gravedad, a través de un método de captación de agua de lluvia.

Para el proyecto, se construirá un invernadero de 500 metros cuadrados, con suficiente altura para captar y conducir el agua de lluvia por medio de canaletas a una cisterna de almacenamiento con capacidad de 500 mil litros. La cisterna será construida con la técnica de ladrillo tipo capuchino.

“A partir de la cisterna y por medio de la gravedad, se conducirá el agua captada hacia un sistema de riego denominado ‘de baja presión’ en el invernadero. El sistema de riego tecnificado por gravedad consiste en un tanque de nivel regulado de 200 litros de capacidad, del que se desprende una serie de tuberías, válvulas y otros accesorios que se unen a una cintilla de riego por goteo (medio con el cual se riegan los cultivos producidos en el invernadero)”, explicó el especialista.

De acuerdo con Medina Mendoza, quien trabaja desde hace 25 años en temas de conservación de agua y suelo, en México existen pocos casos en los que se utiliza el agua de lluvia como alternativa para abastecer los sistemas de riego en los invernaderos agrícolas.

En este sentido, comentó la importancia de impulsar esta tecnología, en la cual los costos por el uso de energía son mínimos en comparación con la técnica tradicional, debido a que esta innovación se construye para abastecer por medio de la gravedad los sistemas de riego.

Una de las primeras acciones que se llevarán a cabo será promover la tecnología en cuatro municipios que rodean la cuenca del lago de Pátzcuaro, ubicado en el estado mexicano de Michoacán –donde se lleva a cabo este proyecto–, y reactivar las unidades de producción abandonadas en la región.

En este lugar, explicó el investigador, los agricultores que obtienen su producción a través de los invernaderos utilizan principalmente agua de pozos, por lo que no se aprovecha la captación de aguas pluviales. “Con la implementación de esta tecnología ya no será necesario bombear el agua desde pozos o manantiales como tradicionalmente se realiza”, resaltó Medina Mendoza.

A partir de la validación de este desarrollo, se promoverá en regiones del país adecuadas para su aplicación. “La tecnología tiene un amplio potencial de aplicación en las regiones donde existan invernaderos y se presenten lluvias suficientes para abastecer los requerimientos hídricos de los cultivos (lluvias por encima de 800 milímetros)”, puntualizó el investigador.

En el proyecto, además de Raúl Medina Mendoza, también participan Érick Oliver Cervantes Gutiérrez, Dante Sinohé Hernández Padrón y Miguel Ángel Córdova Rodríguez.

FUENTE: iagua.es

Página 671 de 723