• Lomo La Plana 12, local 7-8. 7 Palmas.
    Las Palmas de Gran Canaria
  • (+34) 928 414 222 - 696 423 550

Agroislas se está preparando para impartir, a principios de Julio en Mogán, un curso GRATIS de ACTIVIDADES AUXILIARES EN AGRICULTURA.

Se trata de un Certificado de Profesionalidad del Servicio Canario de Empleo, con becas al estudio y muchas prácticas, finalizando con prácticas de empresa y título oficial.

Verás muchísimos temas sobre agricultura, con los que tendrás nuevas destrezas y conocimientos sobre esta ciencia. Es un curso con muchísimas prácticas que te permitirá insertarte mejor en el sector, o mejorar profesionalmente.

¿Te interesa?

Si estás interesado/a en nuestras actividades, ponte en contacto con nosotros a través de los teléfonos 928.414.222 / 696.423.550, visita nuestra web www.agroislas.com o haznos una visita en nuestras oficinas, situadas en la calle Lomo la Plana 12, locales 7-8, Siete Palmas, en Las Palmas de Gran Canaria.

Además, te invitamos a estar siempre informado de las noticias del sector y nuestras actividades a través de nuestra página web, Facebook, LinkedIN, Twitter o Youtube.

Investigadores de la Estación Biológica de Doñana-CSIC y la Universidad de Almería han confirmado que los insectos comerciales se desplazan hacia los espacios naturales, en el primer estudio sobre el comportamiento de estas especies en los campos de fresa de Huelva. Sus conclusiones verifican que los foráneos incrementan su área de acción y comparten con los autóctonos el hábitat adyacente.

En el trabajo, los científicos comprobaron diferentes patrones en su conducta y en la manera en que se relacionan con el entorno y con los abejorros locales. En el estudio, publicado en la revista Agriculture, Ecosystems & Environment, los expertos establecen esta lista de modelos observados, con los que pretenden sentar las bases para estudios posteriores que determinen el peligro de competencia entre las distintas subespecies.

Uno de los datos confirmados es que parte de los abejorros usados para polinizar cultivos de frutos rojos se mueven hacia los pinares para alimentarse del néctar y polen de las plantas silvestres, base de la alimentación de las especies autóctonas.

“Hemos confirmado que en lugares con muchos invernaderos, los insectos comerciales están más presentes. En cambio, la presencia de los nativos desciende. Debemos seguir estudiando qué implicaciones ecológicas pueden tener estos patrones para la fauna y flora local”, indica el investigador de la Estación Biológica Doñana Alejandro Trillo, autor del artículo.

El estudio ha incluido también la observación en las dos estaciones principales en las que se cultivan los frutos rojos. En invierno, cuando las fresas comienzan a florecer y se empiezan a emplear colonias, la densidad de los comerciales en los pinares es mayor que la de los nativos. En primavera, a pesar de que el uso de abejorros introducidos desciende, estos siguen estando presentes en las áreas adyacentes, probablemente atraídos por una mayor disponibilidad floral. Tanto foráneos como autóctonos se alimentaron de plantas similares.

<p>El uso de colonias promueve la dispersión de estas especies en espacios naturales adyacentes / Fundación Descubre</p>

Polinización humana

A finales de los ochenta se empezó a criar abejorros para su uso en la polinización de cultivos de tomate. Su éxito en estos cultivos, su fácil manejo y su capacidad de trabajar cuando las condiciones climáticas eran adversas promovieron la producción masiva de estos insectos y su comercialización y uso en más de 20 tipos de plantaciones a nivel mundial. A pesar de su utilización en plantaciones acotadas, con frecuencia escapan y se extienden a hábitats naturales cercanos, ya que estas áreas suelen proporcionar flores más diversas. Este hecho conlleva que aumente la probabilidad de interacciones competitivas con especies locales.

Los investigadores observaron durante dos años en espacios naturales adyacentes a invernaderos semiabiertos de frutos rojos en Huelva el comportamiento de los abejorros empleados por los agricultores para la polinización con el fin de determinar si pueden suponer un peligro para los nativos.

Según indica el experto, el uso de polinizadores comerciales se ha vuelto cada vez más común en la mayoría de cultivos que producen frutos y semillas. Resulta fundamental desarrollar  nuevos estudios para optimizar su uso con el fin de reducir su traspaso a los hábitats naturales.

En esta línea el equipo pretende continuar sus trabajos para determinar si estos abejorros comerciales llegan a competir por los recursos del hábitat natural con los autóctonos, además de conocer si son capaces de nidificar y establecerse en la zona o de reproducirse entre ellos.

Los trabajos se han financiado a través de los proyectos ‘Influencia de cultivos de floración masiva sobre la biodiversidad de los polinizadores’ y ‘Mejora de los servicios para el ecosistema basados ​​en la biodiversidad para los cultivos a través de densidades optimizadas de infraestructura verde en paisajes agrícolas’ del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

FUENTE Y FOTO: https://www.agenciasinc.es/Noticias/Los-abejorros-polinizadores-de-invernadero-ocupan-el-habitat-de-los-locales

El equipo técnico de Agroislas se encuentra trabajando en el diseño de depósitos de agua para riego agrícola. En concreto, estamos optimizando el sistema de recogida de aguas pluviales para destinarlas al riego.

Una de las características de la isla de Fuerteventura es la escasez de agua que sufre, lo que supone un problema para el desarrollo agrícola y la supervivencia vegetal. La escasa agua de lluvia que recibe esta isla hace que sea oro líquido, que se deba gestionar correctamente y que se pueda optimizar su utilización. Por este motivo, se debe estudiar bien el sistema de recogida de aguas, respetando la normativa ambiental y el resto de leyes que afectan a este ámbito, así como la prevención de riesgos de todo tipo.

En Agroislas somos expertos en gestión del agua de riego, así que obtenemos informes técnicos y proyectos perfectamente adaptados a las necesidades de cada caso.

Si estás interesado/a en nuestras actividades, ponte en contacto con nosotros a través de los teléfonos 928.414.222 / 696.423.550, visita nuestra web www.agroislas.com o haznos una visita en nuestras oficinas, situadas en la calle Lomo la Plana 12, locales 7-8, Siete Palmas, en Las Palmas de Gran Canaria.

Además, te invitamos a estar siempre informado de las noticias del sector y nuestras actividades a través de nuestra página web, Facebook, LinkedIN, Twitter o Youtube.

Para determinar los niveles de calidad del aire se suelen emplear equipos y técnicas físico-químicas que son complejos de operar y únicamente proporcionan medidas puntuales. Un equipo de científicos liderado por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) −en el que han participado investigadores de la Universidad de Copenhague− ha desarrollado un nuevo método, basado en la monitorización pasiva con vegetación en las ciudades, que permite obtener datos de forma simple, económica y que integra todos los factores ambientales de exposición con una amplia resolución espacial y temporal. De esta forma, los huertos urbanos, además de proporcionar alimentos, podrían integrarse en la red de vigilancia y control de la calidad del aire.

La contaminación atmosférica es una de las principales preocupaciones de la sociedad en la actualidad, debido a sus efectos nocivos sobre la salud humana y el medio ambiente. Además, el incremento de los episodios de contaminación en las principales ciudades durante los últimos años ha venido a aumentar esta inquietud. Por todo esto, sería conveniente desarrollar sistemas de monitoreo simples, económicos y lo suficientemente precisos de la calidad del aire.

Para ello, el equipo de investigadores españoles y daneses llevó a cabo un estudio con el propósito de evaluar el potencial de las especies de plantas comestibles de los huertos urbanos como bioindicadores de la contaminación atmosférica. Concretamente, uno de los objetivos principales del estudio fue determinar si era posible monitorizar la contaminación atmosférica asociada a metales pesados y metaloides empleando especies de plantas comestibles cultivadas en huertos urbanos.

El segundo objetivo fundamental del trabajo ha sido comprobar si los alimentos cultivados en un ambiente urbano, empleando un sustrato limpio, serían adecuados para su consumo, puesto que estudios previos llevados a cabo por el grupo de investigación de la UPM Prospección y Medio Ambiente (PROMEDIAM), habían determinado que ciertos emplazamientos urbanos podrían no ser adecuados para la agricultura urbana si se cultiva directamente sobre el suelo, debido a los niveles de concentración existentes de algunos de los elementos traza analizados

Para la investigación, realizada en la ciudad de Copenhague, se seleccionaron tres puntos de exposición de acuerdo a los diferentes niveles de contaminación atmosférica esperados: el primero ubicado junto a una carretera con alta densidad de tráfico; el segundo en un parque, separado por una barrera vegetal de una calle con baja densidad de tráfico; y, por último, una cámara climática con aire filtrado como sitio de control.

Además, se emplearon dos tipos de sustrato (turba y vermiculita) y dos especies vegetales (col rizada y colza). Tras tres semanas de exposición en las diferentes localizaciones, las muestras se recolectaron y se analizó la concentración de 27 elementos.

<p>Huerto urbano de la ciudad de Copenhague / Miguel Izquierdo</p><table class=" object-right" cellpadding="2" cellspacing="0"><tr><td class=" text-left" valign="top">   
  </td></tr>
</table>

Relación con el tráfico

Los resultados mostraron que, como era de esperar, las plantas localizadas cerca de la carretera habían acumulado una mayor cantidad de elementos típicamente relacionados con el tráfico y que las muestras en el exterior exhibían también mayores niveles de elementos asociados al aerosol marino.

No obstante, las concentraciones de contaminantes para los cuales existen niveles máximos legales establecidos (cadmio y plomo) se encontraban por debajo de los límites aceptables para alimentos de hoja.

Por tanto, los productos cultivados sobre un sustrato no contaminado, en el área urbana de estudio, serían adecuados para su consumo. Además, las especies seleccionadas podrían utilizarse como bioindicadores, al reflejar los niveles de contaminación atmosférica del entorno.

Como señala Miguel Izquierdo, uno de los investigadores de la UPM que ha participado en el estudio, “estos hallazgos llevan a la conclusión de que el análisis de partículas atmosféricas absorbidas y depositadas sobre plantas comestibles puede ser una técnica fácil, económica y fiable para biomonitorizar la contaminación atmosférica por partículas en ambientes urbanos”.

Los investigadores esperan que los resultados obtenidos ayuden a promover la agricultura urbana, aplicando las prácticas y tomando las medidas de seguridad adecuadas, impulsando en última instancia el desarrollo urbano sostenible, la protección del medioambiente y la lucha contra el cambio climático y la inseguridad alimentaria.

FUENTE Y FOTOS: https://www.agenciasinc.es/Noticias/Los-huertos-urbanos-como-vigilantes-de-la-contaminacion

En Agroislas continuamos nuestros trabajos de asesoramiento e ingeniería agrícola. Diariamente recorremos terrenos agrícolas asesorando planes de abonado, riegos, plantaciones, adquisición de planta hortícola en viveros, control de plagas y enfermedades, labores culturales y trabajos con maquinaria, así como todo lo destinado a maximizar tu producción agrícola con el menor gasto posible, siempre respetando la normativa en prevención de riesgos laborales y de respeto medioambiental.

Además, apostamos por la formación y la información en el sector de la agricultura, por lo que constantemente estamos ofertando planes de formación a tu medida, que te ayuden a progresar en el sector primario de las islas, a entender las leyes que afectan a la producción agrícola, la prevención de riesgos y el manejo de recursos.

Aprovecha para aprender un poco más de agronomía y mejorar en todo lo posible.

Si estás interesado/a en nuestras actividades, ponte en contacto con nosotros a través de los teléfonos 928.414.222 / 696.423.550, visita nuestra web www.agroislas.com o haznos una visita en nuestras oficinas, situadas en la calle Lomo la Plana 12, locales 7-8, Siete Palmas, en Las Palmas de Gran Canaria.

Además, te invitamos a estar siempre informado de las noticias del sector y nuestras actividades a través de nuestra página web, Facebook, LinkedIN, Twitter o Youtube.

Página 3 de 671