SIN SEXO NO HAY COCHINILLA

Los indeseados inquilinos de las plataneras en Canarias tienen los días contados. Estos pequeños insectos, pertenecientes a la familia Pseudococcidae, succionan la savia de la planta y merman la producción.

Para controlar esta plaga de las plataneras canarias se está probando un método innovador que, por extraño que parezca, aturde sexualmente a los machos para evitar que éstos rastreen a las hembras. Así se evita la cópula y, por ende, que se reproduzca esa población en la planta.

 

FUENTE: http://www.laprovincia.es/economia/2017/10/07/sexo-hay-cochinilla/984732.html

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.