SANTA LUCÍA (GRAN CANARIA) SE ATREVE CON LA MORINGA

Una empresa alemana, Ayuntamiento de Santa Lucía y Cabildo, ultiman un plan experimental para cultivar la moringa,  conocida como el ‘árbol de la vida’ por sus infinitas propiedades medicinales o cosméticas. Será en una finca de cuatro hectáreas en el barranco de Tirajana donde además de plantar, se procesará. Se crearán 18 empleos.   

De la moringa, planta asiática muy extendida en parte de Europa y América pero no mucho  en Canarias,  se aprovecha todo. Es conocida como el árbol de la vida, un sobrenombre que le viene de maravilla si se tiene en cuenta el largo listado de propiedades no solo medicinales, sino también a nivel de la industria cosmética o culinaria. Corteza, hojas, raíz, frutos, flores, semillas, o aceite de semillas se han utilizado para productos de cosmética por contener bioflavonoides, que retrasa el envejecimiento, o curar y prevenir enfermedades como la diabetes, colesterol o la hipertensión, y todo debido a su elevado contenido de vitamina C, A, potasio, proteínas, hierro, fósforo, antioxidantes, etcétera.  

Con estos argumentos, la empresa de capital alemán Kanarische Moringa SL, que quiere implantar la mayor finca de la isla de esta planta para su venta en Canarias y exportar, se interesó por un terreno de cuatro hectáreas en pleno corazón del barranco de Tirajana, muy cercano a la comunidad terapéutica La Fortaleza, donde ya existen varios ejemplares del árbol de la vida, que solo usan por ahora los usuarios del centro para hacer infusiones con sus hojas.

El terreno está en una zona con el clima idóneo para una planta que precisa poca agua de riego y mantenimiento. Además, se trata de un solar casi virgen y libre de productos químicos, un factor esencial para que la moringa mantenga todas sus propiedades y también, que no haya otro tipo de vegetación cultivada a su alrededor. Un elemento añadido es que en estas cuatro hectáreas  se encuentran unas instalaciones municipales ideales para procesar la planta y envasar el producto, en cápsulas o polvo, puesto que no pueden pasar más de tres horas desde que se corta el vegetal y se inicia su tratamiento si no quiere perder sus excelencias.

En total, la empresa invertirá el primer año en solo una hectárea 67.000 euros para vallado y sistema de riego, y se compromete a contratar a 3 empleados fijos y 15 eventuales, algunos de ellos de la comunidad terapéutica por el tipo de convenio de obra social. En total, gastará al año en este capítulo 300.000 euros.

Con estas bazas, el proyecto se le presentó al edil de Sector Primario del Ayuntamiento de Santa Lucía, Antonio Ordóñez, que lo aplaudió y vio una gran oportunidad para potenciar la agricultura del municipio diversificando con otros productos como viene siendo la línea de su área, y generar empleo. Ordóñez dio el visto bueno y ahora solo falta que quede rubricado en la firma de un convenio que se está gestando desde hace dos meses entre ayuntamiento, la empresa y la Consejería del área del Cabildo que titula Miguel Hidalgo, que ha agilizado las gestiones y además es propietaria de las cuatro hectáreas a través del Consejo Insular de Aguas, que las cederá a la sociedad germana para que emprenda esta aventura durante cuatro años y que tiene mucho a su favor para triunfar.

FUENTE: http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=451726

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.