¿Quieres aprender sobre cómo hacer insecticidas caseros? Te presentamos las técnicas de maceración y decocción.

Veamos cómo preparar nuestros insecticidas 100% ecológicas para nuestro huerto en casa:

Ortiga

Decocción (infusión): Coge un puñado de ortiga seca y hiérvela durante 20 minutos en 2 litros de agua. Deja enfriar el líquido resultante y colócalo en un pulverizador ¡Ya tienes tu insecticida! Utilízalo cada 15 días sobre tus plantas.

Maceración: Coloca 2 kilos de ortiga fresca más un puñado de ortiga seca en 10 litros de agua y déjalo reposar durante una semana. Es muy importante que remuevas el preparado cada día para que la ortiga desprenda sus propiedades repelentes. Al séptimo día, filtrar y añadir 20 litros de agua para poder pulverizar tus plantas cada 15 días.

Ajo

Maceración: Tritura 3-5 dientes de ajo (150 grs.) y déjalos macerar en 20 litros de agua bien batidos. Esparce el líquido resultante sobre el terreno a proteger.

Decocción (infusión): Coloca 4 cabezas de ajo en 1 litro de agua y llévalo a ebullición. Coloca el líquido final en un pulverizador y rocía tus plantas cada 15 días.

Piretro o pelitre

Maceración: Coloca 5 cucharadas grandes de flores secas de piretro en un litro de agua y déjalas macerar durante 24 horas. Luego, filtra el contenido y coloca el líquido en un pulverizador ¡listo para usar!

Tanaceto

Decocción (infusión): Pon a hervir 10 grs. o 3 cucharadas de esta planta seca en 1 litro de agua. Este insecticida a base de tanaceto posee propiedades tóxicas es por ello que deberás lavar bien tus alimentos a la hora de ingerirlos.   

Helecho

Decocción (infusión): Coge un puñado de frondes tiernos y ponlos a hervir en 1 litro de agua. Luego filtra el contenido y fumiga con un pulverizador tus plantas.

Tabaco

Maceración: Coge 6 cucharadas de tabaco y disuélvelo en 5 litros de agua. Una vez el tabaco esté bien deshecho, añade una cucharada de jabón y revuelve bien. Coloca el líquido final en un pulverizador tras su previa filtración.

Orégano

Decocción (infusión): Coge un puñado de orégano  seco (10 grs.) y ponlo a hervir en 1 litro de agua. Una vez hervido, filtra el líquido y colócalo en un pulverizador ¡listo para fumigar!

Ajenjo

Maceración: En 1 litro de agua coloca 3 cucharadas de ajenjo seco y déjalo macerar durante una semana. Una vez que el líquido coja color, fíltralo y pulveriza tus plantas afectadas cada dos semanas.

Tomate

Decocción (infusión): Coloca en 2 litros de agua un puñado de hojas de tomates y dejar hervir durante 20 minutos. Introduce el líquido en un pulverizador y utilízalo cada 15 días en tu mesa de cultivo.

Cola de caballo

Decocción (infusión): Pon a hervir en 2 litros de agua un puñado de cola de caballo seca durante 20 minutos. ¡Ya tienes tu insecticida casero listo para pulverizar tus plantas!

FUENTE: https://ecohortum.com/insecticidas-caseros-maceracion-y-decoccion/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.