¿Quieres aprender a preparar productos contra hongos en plantas a base de hojas de papaya? Te enseñamos aquí cómo se hace…

NOTA: Para la aplicación de productos para el control de plagas o enfermedades vegetales a nivel profesional, empresas comercializadoras de productos agroalimentarios o similares, siempre debemos recurrir a productos oficiales, con número de registro oficial, cultivos autorizados y contando siempre con el carnet de manipulación de fitosanitarios oficial con nivel adaptado a cada caso. Si tienes dudas, consúltanos o acude a la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias o a personal experto antes de poner en práctica técnicas caseras.

La papaya es una planta herbácea que crece muy bien en lugares de clima cálido; sus frutos son muy cotizados por su sabor dulce y sus propiedades curativas; gracias a ello se utiliza dentro de la gastronomía para la elaboración de postres y ensaladas de fruta, sin embargo, lo que la mayoría de personas desconoce es que a partir de las hojas se puede elaborar un fungicida o preparado que combate el desarrollo de hongos que atacan a las plantas.

Mayor rendimiento en el cultivo de papaya gracias a novedosas técnicas -  Horticultura

Fuente foto: www.interempresas.net

Los hongos que controla son los llamados Mildiú, los cuales pertenecen a la familia Peronosoporaceae y los síntomas de su ataque son: Manchas de color amarillento al inicio, que luego se tornan de color oscuro, en la parte superior de las hojas, mientras que en la parte inferior se desarrollan formaciones algodonosas (especie de pequeños copos de algodón); con el paso del tiempo toda la hoja se empieza a secar y llenar de polvo blanquecino, llegando la planta a perder todas las hojas y morir. Este hongo se presenta con mayor intensidad en los cambios de estación (otoño y primavera), pues requiere de elevada humedad y temperaturas cálidas para infectar las plantas. Los cultivos más sensibles a su ataque son: espinacas, lechugas, rabanitos, nabos, coles, pepinos, vid, duraznero, etc.

Las hojas contienen sustancias lechosas, muy poco estudiadas, que al ser aplicadas sobre las plantas inhiben o evitan el desarrollo de los hongos; a esto se suma el hecho que al provenir de una fuente natural, no genera residuos de productos químicos sobre los cultivos, pues se descomponen a los pocos días de su aplicación. Sin embargo, para evitar que las sustancias fúngicas afecten a las personas más sensibles al consumir las hortalizas, se debe evitar su aplicación hasta una semana antes de su consumo.

Materiales e insumos

4 Hojas frescas de papayo

1 Litro de agua

1 Envase

1 Colador

1 Rociador de mano

1 Botella de plástico descartable de 1 L.

Modo de preparación

Se lavan las hojas para poder retirar el polvo que, a veces, suelen tener en su superficie; luego se procede a cortarlas en trozos pequeños, estos se colocan en un envase y se cubre con agua hasta completar 1 Litro, luego se tapa y se deja reposar o macerar por todo un día.

FUNGICIDA CASERO A BASE DE HOJAS DE PAPAYO (CARICA PAPAYA)

1

FUNGICIDA CASERO A BASE DE HOJAS DE PAPAYO (CARICA PAPAYA)

2

Una vez macerado se procede a tamizar la mezcla (separar la parte líquida de la sólida) con un colador, de modo que se pueda aprovechar el líquido, el cual es de color amarillento; el resto se puede utilizar como abono, enterrándolo en el suelo para que termine de descomponerse.

Este preparado se puede guardar dentro de la refrigeradora por varios días en caso que no se utilice en su totalidad, sin embargo, sus propiedades curativas no van a ser las mismas que si se utilizara fresco. Antes de usarlo se debe agitar para uniformizar la consistencia de la solución.

FUNGICIDA CASERO A BASE DE HOJAS DE PAPAYO (CARICA PAPAYA)

3

Para el uso de esta preparación se debe colocar el líquido dentro del rociador para que las gotas finas se puedan adherir sobre los tejidos vegetales.

Para una correcta aplicación

Este preparado se puede aplicar como preventivo (evita que la planta se enferme) o curativo (apenas se observa la presencia de los hongos, pues aplicada en estadios iniciales es más efectivo). Se recomienda aplicar 1 – 2 veces cada semana cuando se observa la presencia del hongo, o una vez por semana si es que se quiere evitar la presencia del hongo. Los resultados se van a apreciar a los pocos días. La aplicación se debe realizar en las primeras horas de la mañana o últimas horas de la tarde, para evitar que los rayos solares sequen el preparado y no logre proteger a la planta. Durante la aplicación se debe aplicar en forma uniforme la parte superior de las hojas (haz) y la parte inferior (envés); pues los hongos se desarrollan en ambas caras y muchas veces esto no se toma en cuenta, por lo que no se logra un buen control.

FUENTE TEXTO Y FOTOS 1, 2 y 3: www.agrolanzarote.com/

                                      http://www.agrolanzarote.com/sites/default/files/Agrolanzarote/01Actualidad/documentos/fungicida_casero_a_base_de_hojas_de_papayo.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.