“Ojo de perdiz”, “Corralera”, “Ojo azul”, “Peluca rosada”, “Azucena blanca”, “Bonita colorada”…¿Te suenan estos nombres? ¿Quieres conocerlos más?

Nos referimos a las PAPAS TRADICIONALES CANARIAS:

Hasta fechas recientes la única noticia sobre la llegada de papas a Canarias era la referida por Viera y Clavijo, en 1866, indicando que fue plantada por primera vez en Icod el Alto, hacia 1622.Sin embargo, el profesor Lobo Cabrera afirma que se tiene constancia de que en los años 1567 y 1574 ya se embarcaban papas desde Gran Canaria y Tenerife hacia Amberes y Ruán.

En las Islas fueron cultivadas variedades traídas directamente de los Andes peruanos, que se aclimataron rápidamente a las condiciones del Archipiélago, lo que ha originado que conservemos variedades centenarias que constituyen do un relicto.

En algunos lugares, como en Tenerife, la supervivencia de las variedades más antiguas frente a las que evolucionaron en Europa y llegaron más tarde, se debió a lo que Rodríguez Infante define como cultura del intercambio, ya que las semillas se intercambiaban entre el sur y el norte, lo que permitía eliminar plagas y limpiar la semilla. Pero esas papas eran de ciclo largo, de unos cinco mes, y las que empezaron a llegar de Europa eran de ciclo corto, tres meses, llegando papas de Irlanda e Inglaterra dando lugar a uno de los momentos económicos más importantes de Canarias a mediados del siglo XX, con la exportación a Gran Bretaña de papas de semilla que ellos a su vez volvían a enviar a las Islas Canarias. Las viejas variedades que procedían de América se siguieron cultivando en todas las Islas, aunque poco a poco se fueron reduciendo a zonas más o menos aisladas, donde eran muy apreciadas como cultivo de subsistencia. Tenerife, Lanzarote y La Palma conservan aún hoy una importante colección. Sean las antiguas papas andinas (subespecie andígena) algunas que evolucionaron en Europa (Subespecie tuberosum) en Canarias se cultiva una amplia gama de ellas, algunas de las cuales son consideradas auténticas joyas por los expertos y gourmets.

Pese a la tremenda demanda que la papa tiene entre nuestra gente, ya que se calcula que consumimos 90 kilos por persona y año, la superficie destinada a este cultivo en las Islas no ha hecho más que reducirse, pasando de las 11.364 hectáreas en 1985, a poco más de 5.000 en el año 2004, como ha datado el economista Manuel Redondo Zaera, que consta también que el Archipiélago, de cualificado exportador del tubérculo con más de 40.000 toneladas al año al Reino Unido por los años setenta, ha pasado a importar más de 100.000 en la actualidad, algunas de ellas de Israel, único país del mundo que sigue utilizando el bromuro de metilo para desinfectar la tierra.

(Fuente texto: https://www.canarias7.es/hemeroteca/papas_centenarias_de_canarias-EDCSN97065)

Conoce un poco más las variedades tradicionales de papas canarias:

Fuente imagen: www.canarias7.es

Fuente imagen: http://cocinandoconarantza.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.