MANEJO DE LA FLORACIÓN DEL MANGO

La floración del mango en las regiones subtropicales como Canarias sucede de forma natural de enero a marzo. 

Este complejo proceso está influenciado principalmente por el estímulo de las bajas temperaturas antes de la floración. Según la duración e intensidad del periodo de frío las yemas pueden originar dos tipos de brotes:

a) Cuando no hay periodo frío se producen brotes vegetativos (de hoja).

b) Cuando hay periodo frío se producen brotes florales, ya sean sólo de flor (inflorescencia completa) o de flor y hoja (inflorescencia mixta). La temperatura también juega un papel fundamental en la fructificación del mango, requiriendo que sea relativamente alta en el proceso de paso de flor a fruto. Para que un mango florezca adecuadamente en condiciones subtropicales necesita un periodo de bajas temperaturas antes del inicio de la floración (unos diez días por debajo de 25 ºC durante el día y en torno a 15 ºC durante la noche).

Para que fructifique convenientemente precisa que las temperaturas sean más elevadas una vez que ha florecido, de lo contrario se producirían abortos en el cuajado (aborto de embrión) dando lugar a frutos pequeños sin semilla, generalmente inservibles desde el punto de vista comercial.

Así también, el aborto de embrión es un problema generalizado en la mayoría de las variedades de mango cultivadas en Canarias, especialmente en las zonas frescas, que se puede aminorar con un buen manejo de la floración.

https://www.youtube.com/watch?v=qXjBhFVcTtY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.