La agricultura también se pone en pie de guerra contra el Coronavirus, ¿quieres saber qué están haciendo? Desde aquí, queremos agradecerles todo este apoyo.

Si hay un sector económico que lo está pasando mal en los últimos años, es el agrícola. Prueba de ello son las multitudinarias manifestaciones pidiendo ayudas y precios más justos para los productos del campo, que recorrieron la geografía española en fechas recientes.

Un agricultor trabaja una de las numerosas explotaciones agrícolas de Castilla-La Mancha

Sin embargo, cada día los agricultores han seguido levantándose a primera hora de la mañana para trabajar durante largas horas para buscarse la vida. Y ahora más que nunca, ya que la población precisa, si cabe aún más, de las materias primas del campo para poder seguir abasteciendo los supermercados y tiendas donde encontrar los productos de primera necesidad, más que necesarios durante la crisis del coronavirus.

Uno de esos luchadores que siguen dando el callo a diario es José María Gómez Mayordomo, un agricultor del pequeño pueblo de Albalate de las Nogueras, que se encuentra a poco más de 40 kilómetros de Cuenca capital, en plena Alcarria conquense, una de las zonas más castigadas por la despoblación.

Algo que no es casual, si se tiene en cuenta lo que dice José María, uno de los 253 habitantes con los que cuenta este pequeño municipio, donde se dedica al cultivo del cereal, las oleaginosas y el olivar. Este agricultor de 55 años lleva trabajando desde joven en el campo, una labor que corre peligro debido a la situación actual que vive el sector primario.

Aun así, en estos tiempos difíciles, no ha dejado su trabajo ni un solo momento, e incluso trabaja más, ya que muchos agricultores se han sumado durante los últimos días, de manera altruista, a las labores de desinfección de sus pueblos con sus tractores y materiales. «Si hay que echar una mano, seremos los primeros en estar ahí», asegura de manera rotunda.

Agricultores desinfectando una calle de un pueblo de Castilla-La Mancha

Limitación de movimientos

Pero, por lo que se refiere a su trabajo, este agricultor conquense explica a ABC que es el mismo que venía haciendo hasta ahora, a pesar del estado de alarma. «El tiempo no se detiene, ya que el campo y las plantas no entienden de restricciones», afirma José María, quien señala que los únicos contratiempos que pueden sufrir, aparte del riesgo de contagio, es alguna avería o la falta de algún componente por la limitación de movimientos y el cierre de algunas empresas mecánicas o distribuidoras.

En cualquier caso, insiste, los agricultores tienen que seguir trabajando porque el consumo es el mismo y hay que abastecer a los ganaderos de alimentos para sus animales y a las empresas agroalimentarias, para que fabriquen los productos que más tarde llegan a los supermercados y otros establecimientos. «Si dejamos de trabajar el campo —apunta—, las existencias se acabarían y los alimentos no llegarían hasta nuestras casas».

FUENTE: www.abc.es/espana/castilla-la-mancha/abci-agricultores-campo-contra-coronavirus-202003222154_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.