La UE limitará el uso de antibióticos en animales por los efectos en la salud humana

La Unión Europea limitará el uso de antibióticos en animales para evitar los efectos que éstos tienen en la salud humana, ya que las bacterias presentes en humanos y animales muestran una resistencia cada vez mayor a los antibióticos más empleados en el mercado, por lo que reducen las opciones para un tratamiento efectivo de las infecciones alimentarias severas.

Así, la Eurocámara y los Estados miembros de la UE han llegado este martes a un acuerdo informal para asegurar que, en el futuro, los alimentos de consumo humano estén libres de bacterias resistentes a los antibióticos.

La nueva normativa impedirá el uso de medicamentos veterinarios con el único fin de mejorar el rendimiento de la producción de carne y limitará el uso profiláctico de antimicrobianos a los casos en los que el veterinario constate que existe un elevado riesgo de contagio al resto de animales con “consecuencias severas”.

Asimismo, el tratamiento de grupos enteros de animales en los que tan solo uno de ellos presenta signos de infección solo podrá llevarse a cabo cuando no existan “alternativas apropiadas”, y siempre tras el diagnóstico de un experto.

“Gracias a esta normativa, podremos reducir el consumo de antibióticos en la actividad ganadera, una fuente importante de resistencia que se transmite a los humanos. La resistencia a los antibióticos es una verdadera espada de Damocles, que amenaza con devolver nuestro sistema de salud a la Edad Media”, ha dicho la ponente responsable de este asunto en la Eurocámara, la francesa Françoise Grossetête, del grupo popular.

Grossetête ha insistido en que se trata de un “gran paso hacia adelante” en pro de la salud pública, ya que “más allá de los ganaderos y propietarios de granjas” el uso de medicamentos veterinarios “nos concierne a todos porque tiene un impacto directo en nuestro medio ambiente, nuestra comida, y en resumen, en nuestra salud”.

En esa línea, la Comisión Europea podrá designar los antimicrobianos que deberán ser utilizados únicamente para el tratamiento humano y, por otro lado, el acuerdo incentivará la investigación de nuevos antimicrobianos a través de diferentes medidas legislativas, como periodos más largos de protección de la documentación técnica sobre nuevos medicamentos o mayor protección comercial para sustancias activas innovadoras.

FUENTE: ecodiario.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.