LA RECOLECTA DE ACEITUNAS DA UN BAJÓN DEL 80 % EN AGÜIMES (GRAN CANARIA)

Las malas condiciones climatológicas este año y la bondadosa producción del año pasado son clave para entender el bajón de un 80% en a recolecta de aceitunas en Agüimes. En una de sus peores campañas, estiman una producción de 10.000 kilos, por los 39.000 de 2015. Eso sí, la calidad será excelente.    

A comienzos de semana abrió nuevamente sus puertas la almazara municipal Caserío de Temisas para recibir la aceituna para la producción del aceite de oliva virgen extra con el sello de Caserío de Temisas. Según las previsiones de los expertos, este año sonará poco.

De hecho, según  la ingeniero técnico agrícola municipal, Carmen Delia Hernández,  la producción de este año será de las peores   de su historia. Según cálculos aproximados y tras las visitas y  reconocimientos a los olivareros de los casi 140 olivicultores agüimenses,  la recolecta será de hasta un 80% inferior respecto a la de 2015.
Concretamente, las previsiones elevan solo a 10.000 los kilos que se recolectarán  en esta campaña, por los 39.000 kilos recogidos en la misma de 2015.
Aunque la producción podría mejorar, las previsiones apuntan a que las aceitunas de las que nace uno de los mejores aceites virgen extra de Canarias, podría quedarse en solo los 400 litros, por los 4.000 litros que se embotellaron en la pasada edición.
De esta cantidad, el Ayuntamiento se quedará con un porcentaje del 14% y el resto se repartirá entre los afortunados agricultores que han sacado rendimiento a sus olivos.

Según explica la técnico agrícola municipal, las causas fundamentales de este significativo descenso de la producción están relacionados con las condiciones climatológicas, que según también puntualiza Hernández, no solo se han cebado este año con la aceituna, sino con el resto de cultivos y en toda Canarias. Especifica que «el mes de enero fue más calentito de lo habitual y  febrero, más frío, lo que destempló a la planta, que no pudo florecer bien». A esta variable se suma el hecho de que el año pasado la cosecha fue bastante buena, y el olivo «cuando es bueno un año, al siguiente descansa».

A pesar de que la recolecta de aceituna será muy escasa, no lo será la calidad del aceite de oliva Caserío de Temisas, que estará embotellado a primeros del  2017. Según dejó claro Hernández, «la calidad es buena, pues entre otras, la aceituna no se ha visto afectada por la mosca del olivo», y aunque apostilló que hay mucho fruto pequeño, eso no redunda en la buena calidad.

La almazara abre lunes y martes para adaptarse a los agricultores, que recogen el fruto el fin de semana, asevera la técnico.

FUENTE: http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=438773

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.