LA LENTEJA MAJORERA, FIRME CANDIDATA A LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN

La lenteja majorera es la más pequeña de España y la que sin duda cumpliría los requisitos para conseguir una Denominación de Origen, en el apartado de las legumbres. «Se trata de una variedad antigua  y se multiplica en unas estructuras agrarias ancestrales como son las gavias de Fuerteventura», corroboran Jaime Gil y Marta Peña, ingenieros agrónomos que desde hace más de una década trabajan en el rescate de las variedades de cultivo antiguas de Canarias.

Estos expertos en semillas antiguas confirman que la lenteja  de la Maxorata tiene «un gran potencial», aunque matizan que,  de cara a su venta en el exterior, requeriría la adopción de estrategias de promoción. «No sabemos  cómo acogerían los consumidores un grano de tan pequeño tamaño, aspecto que le da un indudable valor, pues no existe en el territorio peninsular una lenteja de estas características».

Aparte de la lenteja majorera, ambos ingenieros agrónomos no cuantifican en la actualidad cuántas de estas variedades de semillas de legumbres y otros cultivos permanecen aún en los campos de Fuerteventura. «Que nosotros conozcamos,  no se ha abordado un trabajo de recolección específico para ello con la metodología necesaria». En cualquier caso, lo que se puede  encontrar hoy en el campo majorero representa una pequeña parte del pasado agrícola».

Siglos de actividad. Las variedades locales son semillas elegidas por los agricultores a lo largo de siglos de actividad, entre otras muchas que  sin duda llegaron a Fuerteventura, por su capacidad para rendir cosecha bajo las condiciones  ambientales insulares, definen Gil y Peña.
«Un verdadero atraso». Si se tiene en cuenta las circunstancias tan extremas en que se lleva a cabo la agricultura, en especial, en Fuerteventura y Lanzarote, la pérdida de estas variedades antiguas constituye «un verdadero atraso». La rusticidad que presentan estas variedades constituye «su gran valor, a lo cual podemos en muchos casos añadir características organolépticas interesantes».
Solo dos bancos de semillas antiguas. En la actualidad únicamente el Centro de Agrodiversidad de La Palma y el Banco de Semillas de Tenerife mantienen un funcionamiento aceptable y ofrecen semillas antiguas.

FUENTE: http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=443200

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.