GRANJAS DE CARACOLES PARA RECETAS DE QUINTA GAMA

Innovación y trabajo duro se han combinado durante más de un año y medio en la provincia de Almería para redefinir el concepto de cría de caracoles. Lejos de los bajos niveles de éxito que consiguieron hace unos años los pioneros de la helicicultura en España, un grupo de agricultores almerienses con el apoyo del ingeniero agrónomo Alberto Urea han conseguido ahora afinar el modelo de producción intensiva y sentar las bases de una nueva actividad económica que puede suponer un importante complemento de renta en las explotaciones familiares agrarias.

El nuevo concepto de helicicultura que emerge en Almería ofrece además una ventaja importante, ya que se ha diseñado con un enfoque global. Los agricultores de Sat Los Guiraos, en la localidad almeriense de Cuevas del Almanzora, tenían muy claro que la producción de caracoles no acaba con el envasado del producto fresco y han incorporado la elaboración y comercialización de productos de quinta gama basados en el caracol como materia prima en un claro intento de ofrecer un modelo integral en el que se asegure la venta del producto final durante todo el año.

“Hace un tiempo, la cría de caracoles se puso de moda pero no se conocían bien los problemas de manejo de esta especie para su reproducción en cautividad ni se estudió suficientemente la comercialización, por eso fue una actividad condenada al fracaso”, explica Matías Gómez, impulsor del nuevo modelo español de helicicultura.

La actual situación de crisis económica por la que atraviesan muchas explotaciones familiares de frutas y hortalizas tiene mucho que ver con el origen de la idea. La necesidad de diversificar y de no concentrar en un solo producto todas las expectativas de ingresos fueron los factores decisivos que impulsaron a Sat Los Guiraos a pensar en cultivos alternativos y en otras vías de comercialización, con el interés de salvaguardar la renta del productor, actualmente en serio peligro a consecuencia del galopante incremento de los costes de producción y del continuo descenso en los precios en origen, es decir, los precios percibidos por el agricultor a cambio de su cosecha.

Por el momento, los socios de Sat Los Guiraos han superado con éxito la primera fase de su ambicioso proyecto. Ya se encuentra a plena producción la planta reproductora de caracoles más moderna de Europa con 325 kilos de tres variedades de caracol que ya han hecho las puestas de huevos a lo largo y ancho de sus 500 metros cuadrados. En los primeros días de mayo eclosionarán y se obtendrá una primera cosecha de alevines que servirán para poner en marcha nuevas fases del proyecto a través de dos nuevos modelos de granja de reproducción.

El objetivo final de Sat Los Guiraos es poner en el mercado tres versiones del mismo modelo de negocio, con diferentes grados de tecnificación y diferentes costes de producción, para que la cría y engorde de caracoles sea accesible a cualquier perfil de productor, desde el más modesto hasta el más pudiente. La granja reproductora, que ha sido la primera en ponerse a punto desde el punto de vista técnico y económico, se encuentra en el interior de un moderno invernadero con control de temperatura y humedad.

Este invernadero está equipado con mallas de sombreo y mallas antitrips, y consta de dos zonas de cría separadas por un camino de servicio. En cada zona de cría los caracoles cuentan con refugios donde se ocultan para descansar durante la mayor parte del día hasta que se activan con el ocaso, cuando refresca la temperatura ambiente. La alimentación combina el pienso con un abundante suministro de verduras de hoja como pak choi, que se produce durante todo el año en un invernadero cercano.

El suelo es esponjoso y se mantiene húmedo con el riego por goteo para crear el sustrato ideal donde los caracoles hacen las puestas de huevos. Cada zona de cría está protegida con una malla de seguridad provista de una solapa especial para evitar la pérdida de ejemplares. La granja de reproducción se completa con una jaulas móviles donde se alimentan los ejemplares adultos, hasta que alcanzan la talla comercial.

El segundo modelo de producción, actualmente en estudio, consiste en un invernadero más económico que no incluye control de humedad. Este modelo estaría dirigido a granjas de engorde, que necesitan unas condiciones menos exigentes que las de reproducción. Finalmente, se estudiará un tercer modelo para la cría de caracoles al aire libre en recintos vallados, y que será la opción más económica por su reducida inversión inicial.

Además del modelo de cría y de engorde, Sat Los Guiraos ofrecerá todos los insumos necesarios, desde las mallas, el material para la construcción del invernadero, el pienso o los medicamentos. “Vamos a ofrecer un modelo cerrado con un asesoramiento integral, se trata de un concepto muy similar al régimen de integración con el que trabajan muchas explotaciones ganaderas”, aclara Matías Gómez.

Sat Los Guiraos tiene planeado vender los alevines a otros productores, con los que mantendrán contratos para comprar toda la producción de talla comercial a un precio fijo y previamente establecido. “Nosotros nos comprometemos a comprar la producción, pero exigimos que los productores cumplan escrupulosamente nuestros requisitos sanitarios y de manejo, porque así garantizamos el rendimiento de la granja y ellos se benefician porque saben anticipadamente los ingresos que van a obtener”, añade Matías Gómez.

Los impulsores de la actualización de la cría de caracoles son conscientes de que el éxito de la actividad depende en gran medida de contar con un respaldo técnico adecuado. Por ese motivo, son realistas y reconocen que “por bien que se hagan las cosas” no se puede evitar una mortalidad del 30% de los ejemplares, aunque han conseguido una producción media de 5 kilos por metro cuadrado. Con estos ratios de productividad, los impulsores del proyecto confirman que se trata de una actividad rentable que puede convertirse en unos ingresos extra para cualquier explotación familiar.

La planta de transformación y procesado es la piedra angular de todo el proyecto. Ubicada en la pedanía cuevana de Los Lobos, estará operativa en apenas seis meses con una producción inicial de varios productos de quinta gama basados en el caracol. Caracol envasado al vacío, paté de caracol, salsas y caviar se elaborarán durante los meses de octubre, noviembre y diciembre.

España, Francia, Italia y China son, en principio, los mercados preferentes de destino para toda una nueva gama de productos que sorprenderán al consumidor. Además, la baba de caracol se procesará para elaborar productos cosméticos.

Con la puesta en marcha de esta planta de procesado, Sat Los Guiraos introduce un novedoso enfoque comercial en el que han depositado gran parte de sus expectativas de éxito. Si hasta ahora la mayor parte de la producción de caracol se comercializaba en fresco, “hemos apostado por manejar el producto ya elaborado con recetas de quinta gama, porque esto nos va a permitir generar mayor valor añadido y llegar a mercados gourmet en cualquier parte del mundo a los que no podríamos acceder con la visión tradicional de este negocio”, aclaran desde Sat Los Guiraos.

Para dar continuidad a la actividad de la planta de transformación, que inicialmente va a generar 25 empleos directos, se producirán otros productos elaborados durante el resto del año. Los caracoles darán paso a otras especialidades almerienses que combinan lo mejor del mar y de la tierra, como el lomo de orza, el paté de setas o el pulpo y la exquisita melva canutera desembarcados en el cercano puerto pesquero de Villaricos.

Sat Los Guiraos ya ultima una completa plataforma de comercio on line que permitirá comprar todos estos productos desde cualquier parte del mundo. La plataforma virtual permitirá además comprar todo el material necesario para poner en marcha una granja de caracoles y obtener información actualizada sobre la cría y enfermedades de este gasterópodo que no falta en los mejores restaurantes.

FUENTE: http://www.innovagri.es/comunidad/granjas-de-caracoles-para-recetas-de-quinta-gama.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.