Gran Canaria investiga cómo aprovechar el lodo de depuradoras para reducir el abono importado para uso agrícola

Gran Canaria ha puesto en marcha una investigación para abordar cómo se puede aprovechar el lodo que llega a las depuradoras de la isla –unas 90.000 toneladas anuales– y evitar las 11.100 toneladas de abono que se importan cada año para su uso en la agricultura local.

  Así lo pusieron este viernes de manifiesto el presidente del Cabildo, Antonio Morales, la rectora accidental de la ULPGC, Trinidad Arcos, y el presidente de COAG-Canarias, Rafael Hernández, tras la firma de un convenio para afrontar la segunda fase del programa para el uso agrícola y ornamental de los lodos de las depuradoras de la isla.

  Morales comentó que para esta iniciativa, la Corporación insular invertirá unos 120.000 euros en dos años, a razón de 60.000 euros anuales –entre 2016 y 2017–.

  “Es un proyecto ambicioso que se viene desarrollando desde hace tres o cuatro años y que profundiza en el conocimiento sobre el compostaje de los lodos de las depuradoras”, dijo Morales al tiempo que destacó que la iniciativa aborda el ahorro del agua derivada de la aplicación de los compost.

  Además, el objetivo también es conseguir una serie de conclusiones respecto a las contaminaciones de los nitratos y los nitritos en la aplicación de los compost, que en la actualidad se importa casi en su totalidad en la isla.

  Del mismo modo, una de las finalidades del estudio es que Gran Canaria tenga un compost de calidad y suficiente para que no haya que importarlo. “Se trata de un proyecto de investigación –dijo– para buscar fórmulas que nos permitan seguir avanzando en una agricultura de mayor calidad”. 

  Desde COAG, Hernández destacó que no hay muchos estudios que aborden este asunto. “En estos momentos, en Canarias no hay ningún trabajo parecido de investigación en esta línea, y en el ámbito del Estado hay muy poco. Estamos siendo referencia y la avanzadilla de este tipo de investigación”, comentó.

  Aquí, comentó que cada año Gran Canaria importa 11.100 toneladas de abono, lo que supone unos 450.000 envases que hay que gestionar como residuos y un coste de 7 millones de euros anuales.

  Por otro lado, el presidente de COAG observó que las depuradoras de la isla llevan a los ecoparques 90.000 toneladas de lodo. “La posibilidad de convertir un residuo en un producto de alto valor para la agricultura –aseveró– es soberanía alimentaria”.

  “No se trata de producir más productos, sino de producirlos mejor y en mejores condiciones, hacerlo más sostenible y que los vasos de los ecoparques se llenen más tarde. Todo eso es lo que representa esta proyecto”, aseveró.

PRODUCIR MEJOR, DE LA MANERA MÁS EFICIENTE Y CON EL MENOS COSTE POSIBLE

  Mientras, la rectora de la ULPGC señaló que la Universidad tiene la “responsabilidad” de facilitar cualquier tipo de investigación que mejore cualquier aspecto que mejore la calidad de vida y de producción de Gran Canaria.

  “Este convenio está vinculado al medio ambiente, que es algo importantísimo en este siglo. No sólo hay que producir mejor en el sector primario, sino que hay que hacerlo de la manera más eficiente y con el menos coste posible para el territorio”, aseveró.

  Arcos hizo especial hincapié en lo vital de que la investigación de las universidades llegue a la sociedad y al mercado, puesto que entendió que la ciencia no puede quedarse en los laboratorios y los despachos.

 

FUENTE: https://www.canarias7.es/hemeroteca/gran_canaria_investiga_como_aprovechar_el_lodo_de_depuradoras_para_reducir_el_abono_importado_para_uso_agricola-DECSN440605

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.