DESPUÉS DEL PICUDO ROJO, LLEGA LA DIOCALANDRA

Canarias logró erradicar el pasado verano al picudo rojo, convirtiéndose en el primer territorio del Mundo en hacer desaparecer esta plaga por completo que llevaba afectando a las palmeras del Archipiélago desde 2005.

Ahora, es la diocalandra quien está afectando a los ejemplares del Archipiélago, sobre todo en Gran Canaria.  Este escarabajo de pequeñas dimensiones está enfermando sin freno a los palmerales más importantes con los que cuenta la isla. Una plaga contra la que lucha el Cabildo para que no alcance a las palmeras de las medianías y de la Cumbre.

Una de las principales consecuencia del paso de este insecto por estos ejemplares es la pérdida de sus hojas, el secado de los anillos de sus hojas inferiores e incluso su muerte. Según Eduardo Franquiz, consultor ambiental y experto en palmeras canarias, la corporación insular no había actualizado sus estudios desde 2012 por lo que ahora ya es muy difícil ponerle freno al avance de este insecto. “Ya el Gobierno de Canarias anunciaba el año pasado que había infestaciones en Gran Canaria, y no se tomaron medidas ninguna para su control”, añade.

Además, reconoce que se han propuesto “medidas para su contención, pero que la única manera de acabar con una plaga es no dejándola entrar”. Algunas de ellas pasan por contener la plaga “en los palmerales urbanos y no dejándola pasar a los naturales”, sostiene Franquiz.

FUENTE: http://cadenaser.com/emisora/2017/01/30/ser_las_palmas/1485777967_936940.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.