¿Conoces a Opogona Sacchari? Descubre más sobre esta importante plaga en Canarias con este documento que puedes descargar aquí.

Opogona sacchari es un lepidóptero originario de regiones tropicales y subtropicales de África,donde no es una plaga de importancia. En Canarias, cobra importancia como plaga, en los años 20 del siglo XX, causando graves daños en cultivos de platanera. Opogona sacchari es un plaga muy polífaga, que ataca a una amplia gama de especies vegetales: platanera, piña tropical, maíz, caña de azúcar, dracaenas, yuca, strelitzia, etc..

La larva de este lepidóptero origina graves daños a un buen número de especies de palmeras en áreas tropicales y subtropicales, especialmente a Chamaedorea sp.,Howea sp. y Arecas sp..

En Canarias ataca de manera significativa a la Phoenix canariensis y causa graves daños en los semilleros de Howea sp. En viveros de ornamentales afecta también a especies de tropicales o subtropicales como: Begonia, Buganvilla, Bromeliácea, Dieffenbachia,Euphorbia pulcherrima,Ficus,Heliconia,Philodendron, etc…

Huevos

Los huevos son muy difíciles de detectar,son muy pequeños (0.5–0.55 mm y 0.38 mm de diámetro),amarillos claros en el momento de la ovoposición y marrón amarillento justo antes de la eclosión.

Los huevos son depositados en las grietas de los tejidos vegetales tanto individualmente como en pequeños grupos.Las larvas emergen a la semana aproximadamente.

Larva

La larva es blanca sucia y por partes transparente de forma que es posible observar los intestinos en su interior.Tiene una cabeza roja-marrón brillante con un ocelo en cada lado y segmentos torácicos marrones claramente visibles.

Mide, cuando alcanza la madurez, entre 21 y 26 mm de largo y 3 mm de ancho. Tras la eclosión,la pequeña larva taladra una galería hacia el interior de la planta.

Las Larvas son muy móviles,voraces y evitan la luz. Las larvas de Opogona.saccharison generalmente considerados taladros que se alimentan de tejidos de vegetales muertos o en estado de descomposición, aunque también puede colonizar tejidos vivos,ocasionando en ellos graves daños.

Los puntos de entrada más usuales son las hojas jóvenes o heridas en cualquier parte del tronco.

Pupa

Las larvas crisalidan en el material vegetal en descomposición. La crisálida es de color marrón con menos de 10 mm y se encuentra en algunos casos,en el interior de un cocón de unos 15 mm al final de una galería.

Al final del abdomen tiene dos ganchos curvados, característicos de la especie. El ciclo completo, de huevo a adulto,dura aproximadamente 3 meses a 15º C, acortándose con los incrementos de temperatura.

En zonas cálidas de las islas puede llegar hasta 5 generaciones al año.

Adulto

El adulto es una polilla de hábitos nocturnos,por lo tanto muy difícil de observar.Mide 11 mm de longitud y de color marrón amarillento,con dos pequeños puntos negros en cada ala.

La dispersión puede tener lugar por sí misma, con vuelos a pequeñas distancias, o por movimientos de material vegetal infestado.

Los síntomas difieren bastante según el tipo de huésped. El primer estadio larvario, realiza túneles de entrada en las heridas o en los tejidos más blandos, y es prácticamente indetectable.

La presencia de larvas más viejas puede ser detectada por las características masas de serrín y excrementos aglutinados con una especie de tela de araña,en las aperturas de las galerías.También se puede observar heridas superficiales producidas por las larvas. Las exuvias, vacías tras la emergencia del adulto, pueden encontrarse con frecuencia en el agujero de salida de la galería.

En palmera canaria podremos encontrar además perdigonadas y hojas cortadas. Este síntoma puede llevar a confusión con el provocado por el picudo rojo.

Fuente: http://www.gmrcanarias.com/wp-content/uploads/2016/01/Opogona_sacchari.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.