¿CÓMO CAMBIAR UN CAMPO DE TRANSGÉNICO A ORGÁNICO? ¿ES POSIBLE?

En este articulo le presentamos una opción, la de asesorarse con expertos de Estados Unidos que están trabajando en ayudar a los productores agropecuarios a cambiar sus campos de transgénicos a orgánicos. ¿Hay muchos agricultores interesados ​​en la transición a la producción orgánica? “Sí”, respondieron, “los productores nos llaman y nos preguntan cómo moverse a los cultivos orgánicos para aumentar las primas. Están hartos de cultivar transgénicos”.¿Por qué? “Los honorarios cobrados por la tecnología (semillas transgénicas patentadas) son difíciles para los agricultores, y quieren más opciones”.

Una firma dedicada a la capacitación y ayuda para la transición de transgénicos a orgánicos es Advancing Eco Agriculture.

Richard Kalmolvathin dice que la producción no modificada genéticamente es un buen comienzo para lograr una agricultura más sostenible. “Recomendamos la agricultura orgánica y creemos que es el futuro”, dice.

La compañía de Kalmolvathin, Verity Farms, LLC, con base en Dakota del Sur, es sólo una entre la creciente cantidad de empresas que están ayudando a los agricultores estadounidenses en la transición a no transgénicos y prácticas agrícolas más sostenibles. Verity trabaja actualmente con 300 a 400 productores a lo largo de los EE.UU. para ayudarles a cultivar plantas más saludables, que producirán alimentos más saludables para las personas y animales, pero además, para introducirlos en el mercado orgánico cuya demanda es cada día mayor.

“Nuestro concepto es, simplemente, mejorar la comida”, dijo Kalmolvathin, cuya compañía fue mencionada en un artículo del New York Times hace unos meses.

Otra de las empresas agrícolas que está ayudando en el cambio es Advancing Eco Agriculture (mencionada al principio), cuyo CEO es John Kempf.

Kempf asegura que cada vez más agricultores comienzan a ver las desventajas de los cultivos transgénicos: “Los transgénicos fueron adoptados ampliamente debido a que los productores los vieron como un sistema rápido, fácil y barato”, indicó, “Pero a medida que el costo por hectárea aumenta, más agricultores están haciendo la transición a orgánicos”.

Kempf añade que los cultivos transgénicos no absorben bien los minerales, necesitan más riego, requieren más fertilizantes, tienen raíces más débiles y una pobre relación simbiótica con la biología del suelo. “Esto se traduce en la degradación del suelo, alimentos menos nutritivos y contaminación, lo que conlleva a una muy mala relación entre los productores y el resto de la comunidad”, dice.

La tendencia mundial y la que más a crecido en el mercado de alimentos es la demanda orgánica. “Los transgénicos enferman a la gente y a los animales”.

“Los productores están hartos de cultivar transgénicos”, dice David W. Nelson, presidente de Pedogénesis, Inc., con sede en Campbell, Minnesota. “Los honorarios cobrados por la tecnología (semillas transgénicas patentadas) son difíciles para los agricultores, y quieren más opciones”

Nelson añade que los híbridos de maíz no genéticamente modificados producen mejor rendimiento que los transgénicos, y que los productores ganan más dinero con los orgánicos porque se cotizan mejor.

El experto en agricultura disfruta su trabajo: “Mi mayor placer es conseguir clientes que desean cambiar de transgénicos a orgánicos”, indica.

La empresa de investigación agropecuaria FHR, con base en Stewartville, Minnesota también está ayudando a los agricultores a cambiar a no-GMO. “Hemos encontrado mediante la investigación que los cultivos transgénicos son más susceptibles a insectos y enfermedades y por lo tanto rinden menos. Además producen alimentos que enferman a las personas y los animales”, dijo John Oolman, director de investigación de FHR RAL.

FHR también recomienda a los productores no utilizar glifosato, el ingrediente activo de herbicida Roundup. “El glifosato afecta negativamente los suelos destruyendo sus micronutrientes, esto afecta a las plantas y los animales que no son aptos para el consumo”,  “Creemos que el glifosato es perjudicial para las plantas, los animales y los seres humanos”, dice Oolman.

Lo más importante es cuidar la fertilidad del suelo

“Ayudamos a identificar las fortalezas y debilidades del suelo, miramos el cultivo, como crecen las plantas y armamos un plan de fertilidad del suelo,” dice Nelson, cuya empresa también trabaja con varios cientos de productores.

“Se trata de nutrir el suelo para máxima absorción. Eso es lo que más nos importa, Lograr un suelo de calidad”, señala Kalmolvathin.

FHR también se centra en la fertilidad del suelo y proporciona productos a los agricultores con ese fin. “Tomamos muestras del suelo y sabemos que nutrientes son necesarios. Luego ponemos en marcha un programa de fertilizantes”, informa Oolman.

Advancing Eco Agriculture se centra en “la agricultura regenerativa”. “Necesitamos un modelo regenerativo con cultivos saludables y un suelo sano para la producción. Cuando el suelo tiene exactamente los nutrientes que las plantas necesitan, los cultivos no son susceptibles a plagas y enfermedades”, dice John Kempf, que hace hincapié en fortalecer la inmunidad de las plantas para, en consecuencia, mejorar la salud de las personas que las consumen. “Si la planta tiene un buen sistema inmune sin necesidad de pesticidas, entonces mejorará el sistema inmune de los animales y los seres humanos”, añade.

Los expertos recomiendan la reducción de pesticidas y fertilizantes químicos y el aumento de prácticas sostenibles como la rotación de cultivos y los cultivos de cobertura para reducir problemas de insectos y malas hierbas. “Alentamos una transición gradual dejando atrás las aplicaciones de plaguicidas”, dice Kempf. “Cuando la nutrición de la planta mejora, la inmunidad y salud de la planta mejoran, y mediante este proceso los productores pueden ir reduciendo considerablemente el uso de plaguicidas”.

Existen muchas empresas que suministran fertilizantes foliares para mejorar el crecimiento de las plantas en diferentes etapas. “Creemos que el fertilizante adecuado en la cantidad correcta dará a los agricultores altos rendimientos con menos dinero”, asegura Oolman.

La creciente demanda de orgánicos dio lugar al florecimiento de compañías que ayudan en la transición, cada una de ellas trabaja con cientos de productores y en el caso de AEA, miles.

En el 2016, AEA convirtió alrededor de 16.000 productores transgénicos a la agricultura regenerativa.

FUENTE: http://agriculturers.com/cambiar-campo-transgenico-organico/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.