¿Conoces a alguien que trabaje con césped? Pregúntale qué hace con los restos de los cortes o siegas, ¿sabes que tienen un montón de usos? Te lo contamos aquí…

Qué hacer con los recortes de césped

A todo el mundo le gusta tener el césped cuidado, pero puede ser difícil conseguirlo si no se corta con regularidad. Esto genera mucha basura orgánica en forma de recortes. ¿Qué hacer con todos esos recortes de césped? Te sorprenderá la cantidad de usos que pueden tener.

Recortes de hierba: residuos verdes para reciclar.

Los recortes de hierba son uno de los mayores residuos verdes producidos por un jardín. Si se dejan en un rincón, no se descomponen bien porque son muy ricos en agua; el montón fermenta, se calienta, forma placas impermeables, moho y emite mal olor.

Además de tirar los recortes a la basura y que acaben en el vertedero más cercano, existen otras alternativas más sostenibles para reciclar los recortes de césped.

Qué hacer con restos de césped cortado.

Dejarlos en el césped.

Los residuos más fáciles de reciclar son los que no existen. Los que practican el mulching lo saben bien.

El mulching consiste en cortar muy finamente la hierba y dejarla en su sitio. Para ello, es necesario disponer de cortacéspedes adecuado.

El material triturado desechado se asienta entre las briznas de hierba formando una capa protectora que retiene la humedad del suelo. A medida que se degrada, se convierte en abono natural de nitrógeno, beneficioso para la salud del césped.

Dejar los recortes de hierba en el césped también ayuda a retener la humedad durante los meses más calurosos del verano, cuando la hierba puede volverse marrón.

La desventaja es el riesgo de tener demasiada hierba que se convertirá en una capa impermeable en el césped.

Está bien dejar los recortes en el césped de vez en cuando, pero dejar demasiados recortes en el césped puede hacer que la hierba se queme y pierda color, así que asegúrate de que sólo cortas una pequeña cantidad cuando pienses dejarla en el césped.

Compostaje de recortes de césped.

Los recortes de hierba tienen un alto contenido en nitrógeno y se descomponen rápidamente. Cuando se combinan con material seco para descomponerse, proporcionan un compost con alto contenido de nutrientes que puede ser usado de nuevo en tu jardín.

Sólo recuerda que el compost es un sistema vivo y que quieres mantener a tus microorganismos felices, no cocinarlos vivos.

Un inconveniente del compostaje de los recortes de césped: los microorganismos responsables de la descomposición de la materia orgánica consumen 30 veces más carbono que nitrógeno, la pila de compostaje no debe estar sobrecargada de nitrógeno. Hay que tener cuidado con la mezcla, si nos pasamos con el césped, normalmente no podrá “digerirlo” todo.

 

Siempre que añadas recortes de hierba a la pila de compost, asegúrate de removerlo cada pocos días para liberar los puntos calientes y asegurar una descomposición uniforme.

Mantillo.

Los recortes de hierba pueden usarse como mantillo para los huertos. Al igual que muchos otros materiales de mantillo biodegradables, los recortes de césped ayudan al jardín a retener la humedad, a frenar las malas hierbas y a aportar nutrientes al suelo. El nitrógeno y el potasio que contienen los recortes también ayudan a satisfacer las necesidades de abonado de las plantas.

Utilizado en el mantillo, contribuye al desarrollo de los microorganismos necesarios para la estructura del suelo, pero su uso debe hacerse con algunas precauciones.

Abono líquido.

Coloca los recortes de césped en un cubo de agua y déjalos reposar. Todos los nutrientes beneficiosos, como el potasio, el nitrógeno, el fósforo y los aminoácidos, se filtrarán en el agua.

Recuerda cubrir el cubo para evitar que se desarrollen los mosquitos. Ten en cuenta que va a oler mal.

 

En unas dos semanas tendrás un excelente té. Mézclalo con agua. Riega tus plantas como lo harías normalmente. Abona con tu té de recortes de hierba cada 2-4 semanas.

Acolchado para el huerto.

Después de la siega puedes usar la hierba fresca y en una fina capa de unos 2 cm, para acolchar los cultivos de ciclo corto (rábano, lechuga, guisantes…) porque se descompone rápidamente.

El uso en una capa más gruesa requiere un secado previo para evitar la que se pudra: lo más sencillo es distribuir los recortes en el suelo, formando una capa no demasiado gruesa. Dependiendo del grosor de las hileras, puede ser necesario remover la pila de vez en cuando para airear y facilitar el secado.

Acolchado para árboles.

En montones de 10 a 15 cm de grosor, los recortes de césped pueden utilizarse como mantillo al pie de los árboles y, más concretamente, al pie de los árboles frutales.

Como todos los acolchados orgánicos, no sólo evita el desarrollo de las malas hierbas (que compiten con los árboles por el alimento y, sobre todo, por el suministro de agua) y la sequedad del suelo, sino que también nutre y mejora la calidad del suelo mediante el compostaje. Los árboles frutales, que son más golosos que los ornamentales, lo agradecerán.

 

Huerto lasaña.

Es una especie de método de jardinería sin excavar, y es una gran manera de poner un montón de recortes de hierba para usar de una sola vez.

Tendrás que poner una capa de cartón corrugado en el área que quieres poner tu jardín y mojarlo bien. Quieres que empiece a descomponerse.

A continuación, empieza a poner capas de material marrón (hojas secas, papel de periódico, turba) y verde (recortes de césped). El grosor de la capa marrón y la verde debe ser de 2:1 respectivamente.

Después de un tiempo, esta lasaña sin gluten te dejará un jardín sin complicaciones, de bajo mantenimiento y prácticamente libre de malas hierbas para jugar.

Pregunta a tus amigos.

Es posible que tengas un amigo que necesite recortes de césped. Pregunta y hazles saber que tienes muchos recortes para compartir.

Alimento para el ganado.

Los recortes de hierba pueden convertirse en forraje para alimentar al ganado. Se ha comprobado que el forraje de hierba cortada tiene un contenido en proteínas del 18,2%. Además, tiene un contenido de materia digerible superior al del heno.

Las vacas, las cabras, las ovejas, incluso los gansos y otras aves de corral disfrutan de un buen bocado de hierba verde fresca. Asegúrate de usarla inmediatamente después de cortarla, antes de que empiece a fermentar.

No uses nunca hierba cortada de un césped que haya sido tratado con pesticidas o herbicidas.

Quita el césped y haz un huerto en tu jardín.

Los inconvenientes del césped superan con creces a sus beneficios, tienes que empezar a explorar nuevas formas de cobertura del suelo, un huerto puede ser una gran opción.

La cantidad de agua, fertilizante y corte que requiere el césped es un problema, especialmente cuando usamos cortadoras de césped con motores que emiten gases contaminantes. El uso de estos cortacéspedes elimina cualquier ventaja que el césped pueda tener eliminando dióxido de carbono del aire.

El césped es responsable del 75 % del consumo de agua en las casas, ¡una barbaridad!. Para empeorar las cosas, los herbicidas y los fertilizantes usados para mantenerlo acaban contaminando la tierra o las aguas subterráneas.

FUENTE: https://ecoinventos.com/que-hacer-con-los-recortes-de-cesped/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.