AGROISLAS – ¿ROBOTIZAR LA AGRICULTURA?

Un estudiante de la Universidad de Salamanca, en España, ha unido sus dos pasiones, la agricultura y la robótica, en un prometedor proyecto que aspira a revolucionar el sector primario gracias a la más avanzada tecnología. José Abel Bote Paniagua, alumno de grado de Ingeniería Agrícola y fundador de la empresa Agrosmart Solutions, ha sido premiado por el centro YUZZ de la Universidad de Salamanca y el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), dentro del evento Startup Olé, con un viaje a Silicon Valley y en pocas semanas se trasladará también a Israel en busca de socios tecnológicos y capital para desarrollar un robot que se encargue de algunas tareas del campo consiguiendo una agricultura más barata y sostenible. 

Ante la imposición de la robótica en el sector industrial, José decidió llevar esa tecnología al sector agrario. El ingenio funciona de forma autónoma, sin necesidad de que nadie lo controle, y además incluye dos tecnologías clave: la visión artificial y la inteligencia artificial. El sistema podría detectar las malas hierbas y aplicar herbicida “hierba por hierba”, consiguiendo unos ahorros de hasta un 62% en este producto.

Además, se puede aplicar fertilizantes y fitosanitarios utilizando el mismo sistema, localizando planta por planta gracias al desarrollo de algoritmos de visión multiespectral con la cámara que lleva el dispositivo.

Se está llevando la agricultura de precisión al máximo exponente y automatizando los procesos. Lo más importante es que este sistema permite ajustar las cantidades exactas de producto que se necesitan. Se intenta conseguir un producto que para el agricultor sea rentable, ya que los precios bajan y los profesionales del campo tiene que competir en costes.

Con el futuro robot, el resultado sería de la misma calidad pero empleando menos insumos agrícolas, con lo cual, se liberarían menos productos contaminantes en el medio ambiente y se lograría una agricultura más sostenible. El prototipo está enfocado a cultivos intensivos como olivos, frutales y viñedo, y su creador estima que sería rentable en explotaciones superiores a las 20 hectáreas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.