• Lomo La Plana 12, local 8. 7 Palmas.
    Las Palmas de Gran Canaria
  • info@agroislas.com
  • (+34) 928 414 222 - 696 423 550
Fuente foto: https://verdecora.es Fuente foto: https://verdecora.es

Cómo trasplantar correctamente una planta

Domingo, 10 Febrero 2019

Aunque puede parecer algo sencillo, cómo trasplantar correctamente una planta incide de manera directa en su salud y en su desarrollo. Una tarea de jardinería tan importante como plantar, y a la que tendremos que prestarle especial atención tanto si lo hacemos directamente en el suelo como si el trasplante es a una maceta de mayores dimensiones.

Lo cierto es que los trasplantes no solo responden a un deseo personal por ver una planta en un determinado lugar. En gran medida, el cuándo trasplantar una planta lo marca una cuestión de observación: si vemos que una planta ha dejado de crecer o que sus raíces asoman por los agujeros de drenaje de un tiesto o maceta (algo que puede hacer que se pudran por falta de espacio), es momento de trasplantar.

Sin embargo y aunque sepamos que es momento de hacerlo, es importante tener en cuenta algunos factores antes del trasplante que son fundamentales para que la planta arraigue correctamente en su nueva ubicación.

CONSEJOS PARA TRASPLANTAR UNA PLANTA

Planificar un trasplante es tan importante como planificar la plantación. Aunque creamos que, en líneas generales, un trasplante beneficia (por lógica) a una planta, lo cierto es que ese cambio de lugar las desestabiliza e, incluso y según la especie vegetal, es completamente desaconsejaba.

Dos motivos de peso para tener en cuenta algunos consejos antes de comenzar con el trasplante.

Sustrato y ubicación, importantes en el trasplante

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, no todas las plantas tienen los mismos requerimientos de sustrato. Mientras para las acidófilas es fundamental un sustrato que respete sus necesidades de pH, las plantas verdes nos demandarán otro tipo específico, las suculentas uno de cactus… y, lejos de ser algo menor, es vital que cada tipo de planta cuente con el sustrato que necesita.

El tipo de sustrato que elijamos ha de ir acorde a las necesidades de las plantas. Visita aquí nuestra gama de sustratos
El tipo de sustrato que elijamos ha de ir acorde a las necesidades de las plantas.

Casi tan importante como esto, es elegir correctamente dónde trasplantaremos la planta. Si vamos a trasplantar directamente en el jardín, es importante que revisemos que no haya nada que pueda impedir su crecimiento (por ejemplo, otras plantas alrededor que sean de gran tamaño) así como elegir un lugar que reúna sus necesidades (por ejemplo, si necesita estar al abrigo del viento o de las posibles heladas del próximo invierno).

Si la ubicación es en una maceta, es importante que contemplemos el tamaño y material necesario con vistas a no tener que volver a trasplantar hasta dentro de un par de años en el caso de las plantas que ya se han desarrollado, y de manera anual para las más jóvenes. Recordamos la importancia de elegir bien a este respecto (importante este otro post sobre cómo elegir una maceta correctamente), casi tan importante como esa cama de drenaje que tendremos que preparar en el nuevo soporte de plantado.

Elegir cuándo trasplantar

Sin demasiado frío pero evitando el momento en el que el crecimiento vegetativo ya se ha puesto en marcha. Por estos motivos y salvo las particularidades de cada planta, elegir el final del invierno es un momento ideal para realizar los trasplantes (justo antes de que la planta vuelva a despertarse). Nunca trasplantaremos plantas que estén comenzando a echar flor, porque podemos hacer que detenga la floración.

como-trasplantar-correctamente-cuando

Y ¿qué hacemos con esas plantas que acabamos de traer a casa? Lo ideal es esperar al menos una semana hasta que se aclimaten (al nuevo emplazamiento y a sus condiciones de luz, humedad, aire, etc.) y, de tener flores ya abiertas, con más razón para evitar que un cambio brusco le hagan marchitarlas.

Preparar las raíces para el trasplante

Aprovechando que vamos a trasplantar, toca pasarle revista al estado de las raíces. Para empezar, tendremos mucho cuidado al sacar la planta de la maceta en la que esté (para no dañarlas, algo que lograremos inclinando la maceta hasta que la planta se despegue de sus paredes); y, si se trata de una planta que esté en tierra, tendremos que seleccionar un cepellón de buen tamaño alrededor de las propias raíces (para evitar dañarlas).

Desenredar las raíces ayudará a la planta a enraizar en su nueva ubicación
Desenredar las raíces ayudará a la planta a enraizar en su nueva ubicación

Además, es buen momento para desenredarlas en caso de que lo estén (ayudaremos a que la planta de enraíce mejor en su nueva ubicación) e, incluso, para eliminar el sustrato apelmazado que pueda haber en ellas. Por último, revisaremos la humedad con que ya cuentan (y, en caso de que no la tengan, es importante mojarlas sin encharcar antes de volver a trasplantar).

FUENTE: https://verdecora.es/blog/como-trasplantar-correctamente-una-planta