• Lomo La Plana 12, local 8. 7 Palmas.
    Las Palmas de Gran Canaria
  • info@agroislas.com
  • (+34) 928 414 222 - 696 423 550
PARCELA DEMOSTRATIVA DE BIOSOLARIZACIÓN EN PLATANERA

PARCELA DEMOSTRATIVA DE BIOSOLARIZACIÓN EN PLATANERA

Martes, 11 Septiembre 2018

La solarización, es una alternativa no química de control de patógenos del suelo de los vegetales y de la flora arvense descrita por Katan (1981). Consiste en captar la radiación solar para aumentar la temperatura del suelo previamente húmedo y cubierto con una lámina de plástico transparente de polietileno por períodos prolongados (≥ 4 semanas), hasta un nivel que elimina a las poblaciones de patógenos de los vegetales del suelo (Katan, 1993). Su modo de acción se relaciona tanto con el efecto directo que tiene el aumento de la temperatura sobre los patógenos como con el estímulo que ejerce sobre microorganismos benéficos (MBTOC, 1995). Por otro lado, se ha puesto en relieve que los cambios ocasionados en la microbiota edáfica propician el incremento del crecimiento y la producción en la plantas (Stapleton et al., 1984).

La biofumigación es una técnica biológica para el control de patógenos del suelo que consiste en la incorporación en el suelo de grandes cantidades de materia orgánica fresca (principalmente estiércoles o brásicas (familia de las Brasicaceas: nabos, coles...)) junto con la aportación de grandes cantidades de agua para llegar a condiciones de anaerobiosis (Igelmo, A.: en línea [http://www20.gencat.cat]).

Las ventajas de combinar solarización + biofumigación (biosolarización), es decir realizar una biofumigación y posteriormente colocar el plástico cubriendo el suelo, son reducir el tiempo necesario para la solarización, incrementar la eficacia y la consistencia de la solarización para el control de patógenos, ampliando su espectro de acción a nematodos fitoparásitos y permitiendo su utilización en condiciones de menor temperatura (MBTOC, 2002).

La solarización en platanera fue testada por Molina et al. en 2009 en cultivos del norte de Tenerife. Estos autores compararon parcelas solarizadas con parcelas no solarizadas evaluando la incidencia de picudo, nematodos y producción. Los resultados mostraron que la solarización con restos de platanera es un método eficaz para reducir poblaciones de picudo en cultivos en reconversión y que además aumenta la producción en el primer año del cultivo.

Para divulgar la técnica de biosolarización a los agricultores/as se siguió el procedimiento de demostración de método que consiste en el desarrollo adecuado de una práctica conocida y probada, que realiza el demostrador ante un grupo de personas con el fin de enseñarles una habilidad determinada y también mediante la demostración de resultados que es un método de grupo destinado a demostrar con el ejemplo la conveniencia de la aplicación de una práctica cuya ventaja ya ha sido previamente establecida y comprobada en las condiciones locales. Ésta debe ser realizada por un agricultor/a bajo las condiciones características de la comarca y debe estar supervisada por el personal de extensión. En una demostración de resultados debe llevarse registro de datos, incluyendo un balance económico para establecer sus ventajas (Van Den Ban y Hawkins, 1996).

En el siguiente link puedes leer y descargarte el documento completo http://www.agrocabildo.org/publica/Publicaciones/agec_661_biosolarizaci%C3%B3n.pdf