Geranios, cultivo y cuidados.

El geranio.

Cuando hablamos de geranios, en realidad estamos hablando de todo un género, el género geranium. El cultivo del geranio es relativamente sencillo, así  como los cuidados que necesita la planta y eso es una de las razones que le hace ser una de las especies preferidas en casas y jardines. También la amplia variedad que hemos citado así como su gran valor decorativo lo convierte en una delicia para todos los aficionados al cultivo decorativo.

Dada esa enorme variedad que engloba el género geranium, dejaremos para posteriores ocasiones hablar sobre el cultivo de especies concretas de geranios y nos centraremos en los consejos sobre el cultivo y los geranios a nivel general sin entrar en detalles alusivos a sus múltiples variedades.

Introducción al cultivo del geranio.

Plantar un geranio es una tarea sencilla para cualquiera, incluso para aquellos que tienen poca experiencia en cuidados de plantas o jardinería.

geranio

Plantar o cultivar, geranio.

La mejor época para plantar el geranio comprende el periodo entre Abril y Junio, es decir en el periodo primaveral. Utiliza para ello un esqueje sacado de otra planta, a la hora de extraer el esqueje lo mejor es elegir uno de los tallos nuevos, si nos decantamos por uno más viejo es posible que le cueste más echar raíces que a uno joven. Además es mejor sacar un esqueje lo más robusto posible y que tenga cierta longitud, 10 o 12 centímetros, que tenga varias hojas.

El tipo de tierra es preferible que se de PH neutro, es de 7 de PH a un valor lo más cercano posible. El geranio seguramente enraíza en casi cualquier tierra de una calidad aceptable, aunque es conveniente que tenga una cierta cantidad de componente orgánico. Al principio tenemos que plantarlo en un lugar soleado y regarlo casi a diario durante una semana, pero con cuidado de no encharcar el sustrato ya que puede llegar a pudrirse las raíces por un exceso de agua.

Cuidados  y mantenimiento del geranio.

El geranio es una planta resistente, que sirve tanto para interiores como para exteriores dependiendo de la zona donde vivamos podría aguantar el invierno si no son latitudes demasiado fría como por ejemplo la zona mediterránea. Si en cambio vivimos en una zona más fría deberemos de protegerlo o llevarlo al interior en lo más crudo del invierno. No obstante aunque puede ser una buena planta de interior, el buen cuidado del geranio exige unas buenas condiciones lumínicas, incluso es una planta que aguanta perfectamente la luz directa del sol.

En cuanto al abono, no necesita unas grandes exigencias, pero le puede venir bien abono líquido con nitrógeno, su falta le produce un cierto amarillamiento de las hojas, ojo con esto. Si queremos facilitar el crecimiento del geranio lo mejor es podarlo bastante corto. En cuanto al  riego siempre es mejor, hacerlo en su base en vez de incidir directamente sobre las hojas. En cuanto a las plagas el geranio no es una planta muy proclive a ellas, de modo que con un insecticida para plantas común puede ser suficiente salvo que esté afectado por alguna plaga en concreto, en ese caso tendremos que buscar algún tratamiento con fungicidas más específico.

Conclusiones acerca del cuidado del geranio

El geranio es una de las plantas más agradecidas, tanto por su gran cantidad de variedades como por su fácil cultivo, que nos dará color durante casi todo el año por su fácil florecimiento. indicado para zonas templadas, o incluso para zonas frías si tomamos las necesarias precauciones en lo más crudo del invierno. Ideal para exteriores como para huertos urbanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.