• Lomo La Plana 12, local 7-8. 7 Palmas.
    Las Palmas de Gran Canaria
  • info@agroislas.com
  • (+34) 928 414 222 - 696 423 550

Blog

Noticias del mundo de la agronomía con interés para nuestros clientes.
Normativas, subvenciones, técnicas, cursos, ofertas de trabajo y mucho más.
Ver todas las noticias / Ver descargas
 

CANARIAS SUFRE UN MAZAZO ECONÓMICO CON LA PEOR VENDIMIA DEL SIGLO

Viernes, 07 Octubre 2016

Los resultados de la vendimia en las islas de Tenerife, La Palma, y prácticamente todo el Archipiélago (solo Fuerteventura, de modo testimonial) son alarmantes, sobre todo, en la zonas costeras y de medianías. “En 20 años esta es la peor vendimia que se recuerda”, declaró ayer a DIARIO DE AVISOS el presidente de la Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (Avibo), Hugo Luengo. “Es una cosecha catastrófica”, coinciden todas las fuentes del subsector. El consejero de Agricultura del Cabildo tinerfeño, Jesús Morales, mostró su preocupación por las pérdidas que sufrirán miles productores y que es competencia del Gobierno de Canarias.

Este año se calcula que la recogida de uva descienda en torno al 50% en comparación con los datos del pasado año, aunque en algunas comarcas e islas las pérdidas son aún mayores, llegando a alcanzar el 70% de la producción. Se estima, por el momento, que los cinco consejos reguladores de Tenerife recojan en torno a 2,7 millones de kilos de uva, mientras que la media de los últimos 15 años ha estado en 4,8 millones de kilos. Se trata, por tanto, del peor dato en lo que llevamos de siglo, según precisaron a DIARIO DE AVISOS los propios viticultores y bodegueros de Tenerife.
La principal causa de estos nefastos números es la falta de frío durante el invierno, que ha provocado que la vid no “repose” y de frutos. “La viña necesita reposo invernal, y esto no se ha producido”, explicaron desde el Consejo Regulador de Abona. A ello se le sumó el exceso de frío en primavera, que provocó un mal brote. El tercer factor que, en general, ha dañado la uva han sido las enfermedades como la ceniza, entre otras.

4,8 millones de kilos de uva es la media que la Isla suele vendimiar. La cifra se ha reducido este ejercicio a unos 2,7 millones

En algunas zonas se ha apreciado una vendimia excesivamente tardía con una uva más ácida y falta de grados, lo que provoca que la hoja se seque y se pierda el fruto, puntualizó el responsable de la asociación de viticultores de Tegueste, Sotero Díaz.

Por comarcas, las que peores datos arrojan hasta la fecha -cuando menos aun quedan entre dos y tres semanas para culminar la vendimia- son Tacoronte-Acentejo (la de mayor dimensión de la Isla de Tenerife), con pérdidas superiores al 60%; Güímar, con una reducción cercana también a ese porcentaje, y La Orotava. En cifras totales, esta última comarca prevé vendimiar este año la misma cantidad de kilos, unos 700.000, dada a la incorporación a la bodega comarcal de más viticultores. Las pérdidas se cuantifican en el 30%, señaló el presidente del Consejo, Jesús Corvo.

Con una merma algo más moderada se encuentra la vertiente noroeste. La comarca Ycoden-Daute-Isora prevé contabilizar una caída de alrededor del 25%. No obstante, la zonas altas han permitido paliar, discretamente lo que sinduda constituye una vendimia nefasta. Con todo, el sector garantizará la calidad de los caldos, como señaló el responsable del Consejo, Juan Jesús Méndez. Este extremo será a costa de pérdidas económicas considerables. Asimismo, la comarca de Abona estima perder entre el 30% y el 40%. Se aprecian aquí diferencias entre la costa y las medianías, con peores resultados, y las zonas altas, menos dañadas. Pese a lo que ha sucedido en otras zonas, el calor de este verano en lugar de perjudicar al fruto ayudó a igualar la maduración.

El consejero de Agricultura del Cabildo tinerfeño, Jesús Morales, llamó la atención sobre una de las posibles consecuencias de esta situación. Explicó que aunque no se prevé un encarecimiento del precio del vino, ya que muchas empresas lo tienen pactado, sí que podría producirse un aumento del coste de la uva. “Nos preocupa la situación de los viticultores y bodegueros y, por ello, habrá que pensar en tomar medidas, aunque se trata de una competencia del Gobierno de Canarias”. Sin embargo, adelantó que empezarán en breve a ejecutar las acciones de promoción de los caldos locales. Morales incidió en que esta grave merma de la vendimia causará una afección económica considerable al sector, ya que los costes de explotación los deben seguir afrontando, pero con unos ingresos sensiblemente inferiores a lo previsto. De igual modo, se mostró preocupado porque los vinos foráneos puedan restar espacio a los canarios en el mercado local. Podrá derivar en situaciones fraudulentas.

ASAGA

El gerente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga), Hernán Tejera, alertó, también, de las posibles consecuencias económicas que esta nefasta situación pueda acarrear para viticultores y bodegueros, causando, incluso, los ajustes de empleos en algunas instalaciones. Tejera indicó que se ha detectado que algunos están acudiendo a reservas en bodegas de 2014 o 2015 y advirtió de la entrada de uva y vino foráneos. “Aunque esto es legal, solo para caldos de mesa, la situación preocupa”. Además, recomendó a los viticultores que cuenten con un seguro para situaciones como esta, ya que como reconoció, las ayudas al sector no son suficientes. Se echan en falta seguros para pérdidas de cosecha.

El presidente de Avibo, Hugo Luengo, calificó los efectos de esta drástica reducción generalizada en toda Canarias como “demoledores” para el sector. Pese a ello, puntualizó que la calidad de los caldos sigue siendo “excelente”. Luengo recordó que hace algunos días, en la reunión de la Mesa Regional de la Viña y el Vino, se pusieron sobre la mesa algunas necesidades del sector, “que la Consejería de Agricultora asumió y se comprometió a ejecutar”. Entre ellas, aumentar el espacio de explotación, para profesionalizar la actividad y elaborar un Plan Vitícola para el Archipiélago.

Las mayores pérdidas de Canarias, en Lanzarote

Las considerables pérdidas en el sector vitivinícola es la situación generalizada en toda Canarias. Según los datos recabados por este medio entre los diferentes colectivos, las Islas contabilizan una caída del 50% en la cosecha de uva. Mientras que otros años la media ha rondado los 8,5 millones de kilos, esta vendimia se calcula que se puedan registrar en los consejos reguladores isleños alrededor de cuatro millones. Lanzarote es la isla del Archipiélago con la situación más complicada, puesto que padece una bajada de entre el 70% y el 80%. Se estima que han pasado de recoger más de cuatro millones de kilos a unos 600.000 en 2016. El panorama en el resto de Canarias tampoco es nada favorable. A la reducción del 50% en Tenerife se le suma la caída del 30% en Gran Canaria, del 60% en La Gomera y del 70% en El Hierro y La Palma. En esta última, las pérdidas incluso alcanzaron el 90% en la zona del incendio.

FUENTE: http://diariodeavisos.elespanol.com/2016/10/canarias-sufre-mazazo-economico-la-peor-vendimia-del-siglo/

 

Enlaces interesantes

Noticias del mundo de la agronomía con interés para nuestros clientes.
Normativas, subvenciones, técnicas, cursos, ofertas de trabajo y mucho más.
Ver todas las noticias